Barack ObamaUn 59% de los latinos residentes en Estados Unidos desaprueba la política de deportaciones del presidente Barack Obama, según un sondeo nacional elaborado por el Pew Hispanic Center, un proyecto del centro de estudios Pew Research Center.

La encuesta difundida el miércoles indica que solo 27% de latinos aprueba la política de deportaciones. Además, solo un 36% de los latinos que desaprueban la política de deportaciones considera positivo el desempeño general de Obama, frente a un 54% que lo desaprueba.

Mark López, director asociado del Pew Hispanic Center y autor del reporte, dijo a AP que es la primera vez que ese organismo realiza una encuesta sobre el tema de las deportaciones.

En cuanto al total de latinos, 49% aprueba el desempeño de Obama, lo cual representa una importante reducción frente al 58% registrado en 2010, pero sigue estando por arriba del 46% de aprobación de la población total estadounidense.

“Por un lado, vemos gran rechazo de latinos a las deportaciones, a Obama entre los latinos que rechazan las deportaciones. Pero por otro lado, vemos gran apoyo de los latinos en general a Obama, y los latinos inscritos para votar expresaron gran afinidad al partido demócrata”, dijo López al resumir los hallazgos de la encuesta.

Al preguntarle cuál partido se preocupa más por los hispanos, 12% respondió a favor del republicano y 45% a favor del demócrata.

Un 56% de todos los latinos dicen estar insatisfechos con la dirección actual de Estados Unidos, mientras que 38% dice estar contento, lo cual muestra a los hispanos bastante más optimistas que la población total estadounidense, 78% de la cual asegura estar insatisfecha.

El sondeo concluyó que la situación laboral, la educación y la atención médica son los temas más importantes para los hispanos inscritos para votar en los comicios presidenciales de noviembre del 2012. La inmigración ocupó apenas el cuarto lugar en importancia.

La comunidad latina resultó especialmente afectada por la recesión, al padecer una tasa de desempleo superior al 9% de la población general, y al haber perdido en promedio dos tercios de su patrimonio entre 2005 y 2009.

En el tema migratorio, un 42% de los latinos consideran que la prioridad debe ser el brindarle una oportunidad de naturalización para los inmigrantes sin la debida documentación. Apenas 10% de los latinos consideran que la prioridad debe ser la seguridad fronteriza.

Obama buscará la reelección en noviembre del 2012, y el voto latino puede resultar determinante en estados reñidos como Virginia, Nevada, Florida y Carolina del Norte.

El mandatario prometió durante su campaña electoral una reforma migratoria integral, pero el Congreso no aprobó reforma alguna ni siquiera cuando su partido demócrata controló ambas cámaras en el periodo legislativo que culminó en diciembre del 2010.

Las posibilidades de que el Congreso aborde durante un año electoral una reforma legislativa que ofrezca una solución a los casi 11 millones de inmigrantes que residen sin la debida documentación en Estados Unidos lucen remotas, especialmente porque la mayoría republicana en la cámara baja ha mostrado énfasis en medidas restrictivas a los inmigrantes sin documentos.

Las reiteradas críticas de dirigentes hispanos sobre la cantidad sin precedentes de deportaciones llevaron al gobierno a anunciar en agosto que concentrarán las deportaciones en extranjeros con antecedentes criminales.

La encuesta fue elaborada entre el 9 de noviembre y el 7 de diciembre del 2011 en los 50 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia, con una muestra seleccionada al azar de 1.220 adultos latinos, 557 de los cuales dijeron haberse inscrito para votar.

El sondeo se realizó en inglés y en español, a través de teléfonos celulares y líneas fijas. El margen de error para la muestra total es de 3,6 puntos porcentuales, mientras que el margen de error para la muestra de personas inscritas para votar es de 5,2 puntos porcentuales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*