La Ciudad de Hialeah registró un superávit de $12.4 millones al cierre del año fiscal 2011, según una auditoría externa que será presentada este martes por el alcalde Carlos Hernández ante el Concejo.

Sin embargo, ese monto representa la mayor caída de las reservas municipales desde el 2007.

Alcalde de Hialeah Carlos HernándezLa auditoría de 151 páginas, llamada Reporte Financiero Anual (CAFR), fue elaborada por Alberni, Caballero & Company, una firma contable de Coral Gables.

El documento difundido en el portal electrónico de la Ciudad de Hialeah muestra que el fondo favorable de $12.4 millones representa una reducción de $6.7 millones en las reservas municipales en comparación al año anterior. Hasta septiembre del 2010, la reserva fue de $19 millones.

La otra mayor reducción de reservas ocurrió en el 2007. Ese año, el fondo de $23.8 millones disminuyó en $6.5 millones en comparación al 2006, cuando se reportó $30.3 millones.

Hernández rehusó comentar a El Nuevo Herald sobre la auditoría. Dijo que lo haría luego de su presentación ante los miembros del Concejo en la sesión pública de este martes a las 7 p.m., en la sede municipal del 501 de Palm Avenue.

Según la auditoría, los $12.4 millones constituyen un fondo disponible para utilizarlo en lo que la administración municipal considere más conveniente, pero a la vez indica que es esencial para cumplir con compromisos a largo plazo y contingencias imprevistas.

La presidenta del Concejo de Hialeah, Isis García Martínez, indicó que la administración liderada por Hernández se aseguró de tomar las medidas necesarias para lograr ahorros indispensables en la Ciudad.

“Hemos trabajado arduamente para evitar el malgasto de dinero y lograr hacer más con mucho menos en estos tiempos difíciles”, dijo Martínez. “Lo principal es que se ha logrado un equilibrio fiscal sin que aumenten los impuestos a los ciudadanos”.

El amillaramiento, que es la tasa impositiva al valor de las propiedades, se ha mantenido en 6.54 por ciento desde el 2008.

Debido a la caída del valor de las propiedades, la recaudación de impuestos por este rubro cayó en casi $10 millones respecto al 2010, indica la auditoría.

En el caso de ingresos por subsidios y programas federales, Hialeah fue favorecida con $12.9 millones del  American Recovery and Reinvestment Act, invertidos en proyectos de infraestructura pública.

Además recibió un aporte de $8.5 millones del programa condal  Building Better Communities-General Obligation Bond para la construcción de un edificio de 72 apartamentos destinado a personas de bajos recursos y un edificio de cuatro pisos para 400 estacionamientos vehiculares en el complejo Palm Center, en el 240 de la Primera Avenida.

A ese proyecto se suma el aporte condal de $6.3 millones para la construcción de un auditorio de 30 mil pies cuadrados con capacidad para unas 1,500 personas. Hernández ha dicho que esta obra será culminada en diciembre.

La presidenta del capítulo en Hialeah de la de la Federación de Empleados Estatales, Condales y Municipales de Estados Unidos (AFSCME), Bárbara Hernández, destacó el aporte de los empleados para mejorar la salud financiera de la Ciudad al aceptar en marzo recortes por $8.4 millones en salarios y beneficios durante los próximos tres años.

“Los empleados siguen dando su parte”, enfatizó la líder gremial. “Hemos contribuido con un sacrificio importante”. (El Nuevo Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*