GoogleProteger Android. Es lo que explica que Google, creadora y propietaria del sistema operativo más utilizado hoy en los teléfonos móviles inteligentes, tenga el estómago para engullir la división de móviles de Motorola, un gigante de las telecomunicaciones que a comienzos de año se partió en dos para sobrevivir en la nueva realidad tecnológica. Una compra de 12.500 millones de dólares, pagados en efectivo, que casará dos eras en la industria para competir con Apple y ser en la telefonía móvil lo que Microsoft es para el ordenador personal: la fuerza dominante.

Hubo un tiempo no muy lejano en el que Google y Apple eran aliadas frente al poderío de Microsoft. Hasta que la computadora saltó al móvil y dio comienzo la última revolución electrónica. La relación de fuerzas dio tal vuelco que el fabricante de Windows se asoció con su eterna rival para repartirse las patentes de la quebrada Nortel.

El objetivo era dejar atrás a la plataforma Android, de Google. Es aquí, en la arena de los derechos intelectuales, donde se libra la batalla entre Google y Apple. Valga como ejemplo el bloqueo temporal que logró la empresa creadora del iPhone y el iPad a la venta en Europa de la última tableta de Samsung, que funciona con Android. La compañía surcoreana es socia de Google, como HTC, LG y Motorola.

Las espadas están en alto desde hace cuatro años, pero la batalla se ha intensificado en los últimos meses. El sistema Android fue lanzado a final de 2007, unos meses después del iPhone. Para preservar su supremacía en Internet y llevarla al teléfono móvil, Google apostó por trabajar con varios fabricantes y modelos a la vez. Apple, por el contrario, puso toda la carga en el iPhone y es, además, la única que fabrica con el sistema operativo iOS.

Los otros actores juegan en varias ligas. HTC y Samsung venden modelos con plataformas Android y Windows Mobile. Motorola se fijó desde el principio en Google. Nokia, por su parte, usa el Symbian, aunque tiene todas sus esperanzas puestas en el modelo que a final de año lanzará con Microsoft. HP anunció esta semana su renuncia al sistema webOS que adquirió con la compra de Palm, para incorporar Android. Research In Motion, fabricante de Blackberry, también tiene su propio sistema operativo, que recientemente abrió a Android.

El mercado de los llamados teléfonos inteligentes está creciendo a un ritmo del 73% anual, según la consultora Canalys. Google, la puntocom más poderosa en Internet, es desde final de 2010 también el actor principal en el negocio: 150 millones de artilugios funcionan con su plataforma en todo el mundo. La mitad de los casi 108 millones de dispositivos vendidos en el segundo trimestre llevaban el símbolo del robot verde.

Android es el sistema líder en 35 países y tiene una cuota de mercado global que se acerca al 50%. Y no solo es la plataforma más popular: es la que más tira de todo el negocio. Creció un 379% ese trimestre si se compara con 2010. El iOS de Apple se llevó el 19% de las ventas, por delante del Symbian. Mientras que Research In Motion (RIM) cae al 12%.

Google también es líder en EE UU, donde controlaba hasta junio el 39% del mercado, según Nielsen. La plataforma operativa de Apple le sigue en el segundo lugar, con el 28%. Pero los artilugios que diseñan en Cupertino (donde tiene su sede Apple) crecen más rápido que los de Mountain View (la de Google). Se vio tras el éxito del lanzamiento del iPhone en Verizon Wireless, la mayor operadora de telefonía móvil de EE UU, que puso en evidencia la vulnerabilidad de Android en un mercado cada vez más concentrado en dos plataformas.

El iPhone es, sin embargo, el modelo de móvil interactivo más popular en EE UU y en el mundo. Es una demostración del éxito de la compañía que dirige Steve Jobs. Y los expertos de Canalys anticipan que con la próxima generación se posicionará para crecer aún más. Por eso no es casual que Larry Page, consejero delegado de Google, usara la palabra “sobrealimentar” para referirse a la compra estratégica de Motorola, que incluye 17.000 patentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*