El presidente Juan Manuel Santos designó  a un veterano político como jefe negociador de los diálogos de paz con las FARC e incluyó en la delegación a un ex director de la policía nacional y a un ex comandante de las fuerzas militares.

La delegación oficial estará conformada por seis negociadores encabezados por el ex vicepresidente y ex ministro del Interior Humberto de la Calle, informó el mandatario.

Humberto de La CalleDe la Calle estará acompañado por el ex director de la policía, general Oscar Naranjo; el general en retiro del ejército y ex comandante de las fuerzas militares, Jorge Enrique Mora Rangel; el presidente de la Asociación Nacional de empresarios de Colombia, Luis Carlos Villegas dijo Santo; el asesor de seguridad del gobierno Sergio Jaramillo y Frank Pearl, ex alto consejero de paz en el gobierno anterior y hasta la semana pasada ministro del Ambiente.

Ahora se espera que las FARC anuncien a sus negociadores.

A Jaramillo y Pearl se atribuye la primera fase de contactos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que desembocaron en la firma de un acuerdo marco para iniciar las negociaciones en Oslo, Noruega, en la primera quincena de octubre. La firma y detalles del acuerdo fueron revelados por las dos partes el martes.

Por su parte la fuerza aérea informó que en un operativo en la zona de Hacarí, en el departamento de Norte de Santander, dio muerte a cuatro rebeldes de las FARC.

El presidente ha dicho que los diálogos se llevarán a cabo en medio de las acciones de cada bando y que la fuerza pública no cederá un centímetro del territorio.

Aunque algunos activistas y observadores han remarcado las dificultades de negociar en medio de las hostilidades, el ex juez español Baltasar Garzón, quien ha visitado varias veces Colombia y sigue de cerca la situación de los grupos indígenas en el suroeste del país, dijo que no es “incompatible” negociar mientras se mantienen operaciones por parte del ejército y las guerrillas. “No lo veo incompatible, aunque en otros países podría ser cuestionable. Pero atendiendo a la situación de Colombia, creo que es un acto obligatorio, un acto de valentía” negociar, dijo en un encuentro con corresponsales extranjeros en España.

Aparte de Cuba y Noruega, Santos ha dicho que también Venezuela y Chile serán acompañantes del proceso.

El presidente Hugo Chávez se ofreció el miércoles para asumir personalmente “algunas tareas” en el proceso. Sólo estaremos actuando en función de lo que nos solicite el gobierno de Colombia, y si las FARC nos solicita algo trataremos, trataremos siempre de ayudar, de acompañar, pero son ellos los protagonistas”, dijo el mandatario en Caracas.

Agregó que de ser necesario podría pedir al canciller venezolano Nicolás Maduro seguir interviniendo en el proceso, o designar algún comisionado especial para el caso.

“Creo que con un buen debate, unos buenos diálogos, unos buenos acuerdos, yo creo que sí, que las FARC pudiera, pudiera sumarse a un proceso político sin armas, y también el ELN (Ejército de Liberación Nacional)… el proceso del cual también estoy más o menos enterado, pero repito, debo ser muy prudente”, agregó.

El mandatario admitió que hace tiempo su par colombiano le pidió, durante una visita a Caracas, su apoyo para el proceso de paz, pero no precisó cuando fue ese encuentro.

“Estoy obligado a ser prudente y a decir poco, que no es mi estilo… pero precisamente no debo decir nada que pueda generar alguna manipulación o algún malentendido que pueda, para nada, dañar algo tan importante”, acotó.

El canciller chileno Alfredo Moreno dijo al diario El Mercurio que fue Santos quien llamó al mandatario Sebastián Piñera “solicitándole su colaboración en el tema y donde le explicó en qué consistía… El presidente (Piñera) le señaló inmediatamente que el gobierno de Chile iba a hacer todo lo posible para colaborar”.

Explicó que ser un país acompañante significa “estar ahí en las negociaciones, es estar siempre disponible para las partes y por ejemplo ser un proveedor de opiniones, consejos, ayuda logística” y añadió que de momento no estaba previsto que Chile prestara su territorio para los diálogos.

Santos dijo en un acto oficial que el presidente de Estados Unidos Barack Obama “estaba enterado desde hace muchos meses” de los acercamientos entre el gobierno y las FARC y que, incluso, habló del tema varias veces con enviados especiales a Colombia.

Las designaciones de los negociadores oficiales fueron en general bien recibidas, aunque algunos dejaron ver sus críticas por el nombramiento de un oficial retirado como Mora, quien en el pasado fue uno de los más duros críticos de las negociaciones con las FARC.

De la Calle y Villegas han estado antes cerca de grupos negociadores de pasados intentos de hacer la paz con las guerrillas.

El intento más reciente de diálogo con las FARC fue bajo la administración del presidente Andrés Pastrana (1998-2002).

En esas negociaciones también hubo presencia de oficiales retirados, explicó en diálogo telefónico con The Associated Press Víctor G. Ricardo, primer jefe negociador en el gobierno de Pastrana.

Pastrana, en entrevista con radio Caracol, criticó duramente la designación de Mora al asegurar que siempre se opuso al proceso de paz en su gobierno porque no cree en la salida negociada al conflicto sino en la imposición de la fuerza militar.

Mora “fue el peor enemigo de la paz… Ojalá que la gente cambie porque creo que, en este caso, el tema de los militares es muy importante” en un proceso de paz, dijo Pastrana.

Sin embargo, para oficiales en retiro la designación del ex comandante es una garantía.

El general Fernando Tapias, quien fue comandante de las fuerzas militares cuando Mora era comandante del ejército, dijo en diálogo telefónico con la AP que “es importante que los militares estén representados en la mesa de negociaciones porque siempre hay una percepción o un temor de que allí en las negociaciones se afecte políticamente a las fuerzas militares”.

Si bien Mora recibió críticas, fue bienvenida la designación del general en retiro Naranjo, quien es visto como uno de los artífices de la creación de la dirección de inteligencia policial y de algunos de los más duros golpes dados al narcotráfico y a las propias guerrillas. (AP)

Contenido Relacionado: http://www.surflorida.com/p/colombia-da-un-paso-firme-en-la-busqueda-de-la-paz-documento-suscrito/

 

One Comment

  1. Pingback: Abogada de Simón Trinidad ve imposible su participación en negociaciones de paz | surflorida.com

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*