Rick ScootEl gobernador de Florida, Rick Scott, pidió hoy a los congresistas en su discurso de apertura de la sesión legislativa del estado que se aumente en 1.000 millones de dólares los fondos destinados a educación en el presupuesto del próximo año y advirtió que no cederá en este punto.
Scott dijo que escuchó a los padres de familia y estudiantes que le manifestaron que una buena educación es lo más significativo que se les puede dar para tener una prosperidad económica a largo plazo.
“Por eso en esta sesión les pido que financien a la educación. En el presupuesto que recomendé les pedí 1.000 millones de dólares más para la educación y en este aspecto no puedo ceder”, afirmó el gobernador que asumió su cargo en enero de 2011.
El año pasado el gobernador firmó un presupuesto que recortaba fondos al sector educativo por 1.300 millones de dólares, una medida que generó repudio en gran parte de los contribuyentes floridanos.
En su discurso en la Asamblea Legislativa, controlada por los republicanos, Scott resaltó también que aun cuando se obtuvieron resultados positivos para mejorar la vida de los residentes, hay que continuar “eliminando las trabas regulatorias, reduciendo los impuestos y desarrollando el estado”.
Mencionó que recientemente la Oficina del Censo anunció que, a “pesar de un desarrollo bajo a nivel nacional”, Florida aumentó la población “más de un cuarto de millón de personas en 15 meses, algo que es sorprendente”.
“Esto nos ubica como el tercer estado de rápido crecimiento en el país y nos coloca a dos años de sobrepasar al estado de Nueva York en población. Esto es una señal de que las promesas en Florida se cumplen”, aseveró.
El gobernador felicitó a los legisladores por las decisiones tomadas, por equilibrar el presupuesto, ofrecer buena educación e infraestructuras y dar servicios “excelentes a los floridanos por la mitad del precio que se paga en Nueva York”.
Para que el estado continúe mostrando mejorías, Scott dijo se deben tomar tres decisiones: seguir ofreciendo nuevos empleos, asegurar el derecho a la educación y mantener bajo el costo de la vida para que las empresas y “las familias continúen prosperando y creciendo, aparte de darles más razones de traslado a los que todavía dudan si venir”.
En cuanto al empleo, recordó que la empresa privada productiva puede ofrecer nuevos trabajos, mientras que “lo que el Gobierno le dé a una persona debe tomarlo del bolsillo de otro”, algo que “va más allá de los límites”.
“Lo mejor que podemos hacer es colocar a las empresas de Florida a nivel competitivo con los negocios en los otros estados y otros países”, añadió.
Según sus datos, durante el año pasado “los floridanos, no el gobierno, crearon 135.000 empleos nuevos en el sector privado” y en total, incluidos los empleos creados y destruidos por el sector público, se generaron más de 120.000 puestos de trabajo nuevos en los primeros once meses del 2011, “el tercer lugar entre los estados del país”.
“Es nuestra tarea mantener el crecimiento del estado y no detenerlo elevando el costo del nivel de vida; esto lo lograremos con un Gobierno eficiente y reducido. Seguiremos reformando el sistema de jubilaciones y atacando el fraude y el abuso a los seguros de automóviles”, expresó Scott.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*