El gobernador Rick Scott aprueba el presupuesto estatal junto a la creación de una nueva universidad pública, tras la aprobación de la Legislatura estatal, el pedido de veto dado por prominentes empresarios floridanos y una fuerte oposición por parte de estudiantes, políticos y miembros facultativos.

De hecho, la creación de la duodécima universidad pública fue agregada como apéndice al presupuesto de 70 mil millones de dólares aprobado por la Legislatura, tras la solicitud presentada por el jefe saliente del presupuesto JD Alexander, quien se propuso atender las necesidades de la University of South Florida.

“No se trata de mi”, afirmaba el representante republicado por la zona de Lake Wales, una pequeña localidad situada en el centro de Florida. “Se trata de una oportunidad para Florida y la región de enfocar una institución como ninguna otra”.

La aprobación permite a una sucursal de la mencionada institución académica independizarse, bajo el nombre Florida Polytechnic University.

“Es un gran día”, añadía el representante Alexander, mientras aseguraba que la medida ayudaría a la institución enfocar su trabajo en el estudio y la producción de más graduados en los campos de la ciencia, tecnología e ingeniería.

Gobernador Rick ScootLa separación fue presentada oficialmente el año pasado, pero la junta que supervisa las universidad dictaminó que la sucursal cumpliera primero con los requisitos establecidos.

No obstante, la sucursal universitaria podrá independizarse, pero igualmente tendrá que cumplir con los requisitos académicos establecidos.

“Estoy seguro que nos ayudará a mejorar la economía de Florida”, planteaba el representante.

Quienes se oponen a la medida plantean que la idea de establecer una nueva universidad en estos tiempos difíciles no es recomendable. Sobre todo ahora que la Legislatura eliminó 300 dólares del presupuesto estatal para universidades.

Sin embargo, el gobernador Scott planteaba que “la nueva universidad no creará un esfuerzo financiero adicional al Estado”, ya que Florida Polytechnic University recibirá el dinero que le corresponde destinado a la sucursal.

“Esta medida no es más que un atroz y derrochador abuso de poder en Tallahassee”, planteaba el portavoz del Partido Demócrata en Florida Brannon Jordan. “El pueblo de Florida no pidió la nueva universidad. No la necesitan ni pueden pagarla”, agregaba. (Díario de Las Américas)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*