Como un atropello a los electores en el Sur de la Florida, Georgia y las Carolinas, calificó la doctora Gisela Parra “el silencio cómplice” del Consejo Nacional Electoral (CNE) de impedir a miles de venezolanos su inscripción en el Registro Electoral para ejercer su derecho al voto  en las  elecciones del 7 de octubre. Gisela Parra

La doctora Parra, ex presidenta del Consejo de la Judicatura en Venezuela, perseguida política del gobierno y coordinadora jurídica de la opositora mesa de la unidad en Miami fue enfática en denunciar el “silencio cómplice” de la mayoría de rectores del CNE en claro contubernio con el régimen de Hugo Chávez.

Advirtió que espera que el gobierno y el CNE asuman su responsabilidad de garantizar el voto de los más de 23 mil venezolanos en el Sur de la Florida, Georgia y las Carolinas.

“El irrespeto del CNE a la Constitución, las Leyes Orgánicas Electorales y los Tratados y Convenciones Internacionales, unido al incumplimiento de sus deberes, así como la complicidad del Poder Ejecutivo, al mantener cerrado el Consulado de Venezuela en Miami, el cual coincidenciamente es el que cuenta con el mayor número de electores en el mundo, son de tal gravedad que tipifican delitos sancionables en cabeza de sus rectores, excepto aquellos que hayan expresados su inconformidad con esta clara violación de un derecho constitucional o de otros miembros del Poder Público, tanto por los Tribunales nacionales como internacionales”, dijo.

Expresó que estas flagrantes violaciones serán debidamente analizadas a los fines de solicitar el amparo internacional a los derechos políticos  para ejercer las acciones legales que fueren procedentes.

“El Registro Electoral no es susceptible de interrupción,  así  lo establece el artículo 25 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales”, agregó.

Parra también recordó que La MUD-CEN Miami envió comunicaciones en Enero, Febrero y Marzo, solicitando del CNE la apertura de un centro de inscripción y votación, para garantizar a los electores venezolanos, sus derechos políticos sin que recibiera oportuna respuesta en medio de un “silencio cómplice”, a excepción del rector Vicente Díaz quien se opuso a este atropello a la electores venezolanos en el exterior”.

En este sentido ratificó su voto de confianza en la palabra empeñada del rector Díaz de exigir un centro de votación en Miami para los próximos comicios.

La próxima semana la MUD-CE Miami, conjuntamente con el Comando Tricolor Internacional, estará realizando nuevas acciones de protesta y denuncia a esta violación de los derechos constitucionales de los venezolanos en el exterior.

El Consulado de Venezuela en Miami fue cerrado el pasado 10 de enero y desde entonces los venezolanos residentes en el Sur de la Florida, Georgia y las Carolinas han sido sido perjudicados al no contar con servicios consulares, afectando también  la posibilidad de ejercer el sufragio.

La decisión de cerrar el Consulado la tomó el gobierno venezolano en represalia por la expulsión de la Cónsul Livia Acosta al estar presuntamente incursa en una investigación de espionaje contra el gobierno de los Estados Unidos.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*