Alejandro García Padilla obtuvo la gobernación de Puerto Rico con una ventaja de de 14,268 votos frente al gobernador saliente Luis Fortuño.

El presidente de la CEE, Héctor Conty, estimó que la certificación parcial sería emitida con una adjudicación de poco más del 95% de los votos.

García Padilla tenía 863,302 sufragios que representan el 47.84% del total. Mientras, Fortuño acumulaba 849,193 votos o un 47.06%, según cifras de la CEE a las 6:15 a.m.

El candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, recibía hasta entonces sólo un 2.52% de los votos, equivalente a 45,498 sufragios. El resto de los candidatos a la gobernación alcanzaba en ese momento menos del 1% de apoyo electoral. Las cifras corresponden a 1,567 de 1,643 unidades electorales reportadas que equivalen al 95.37% de los sufragios.

Desde Rosselló hasta Mickey Mouse

De las papeletas adjudicadas hasta el momento, 1,309 corresponden a electores que para la gobernación optaron por la columna de nominación directa. Edwin Mundo, comisionado electoral del PNP, dijo a este medio que allí observaron nombres que van “desde Pedro Rosselló hasta Mickey Mouse”.

La CEE también reportó ya 4,248 papeletas en blanco para el cargo de gobernación y 7,438 protestadas y no adjudicadas.

Al amanecer, la CEE informó que la participación electoral en los comicios generales fue de 77.03%. Desde principios de los 90, la tendencia a menos participación de votantes en Puerto Rico ha sido una constante.

Cuando asomaron los primeros rayos del sol, los 200 empleados de la CEE que siguen contando votos de estudiantes universitarios en Estados Unidos u otros países, entre otros, que se benefician del voto ausente y adelantado, recibieron café caliente y desayuno para recobrar fuerzas y seguir sus tareas. (Endi)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*