Fuga de médicos en Puerto Rico advierte Eduardo Ibarra, presidente del Colegio de Médicos CirujanosSi las condiciones  que rigen la práctica de la medicina no mejoran pronto, Puerto Rico podría carecer en poco tiempo de médicos especialistas de gran demanda como los doctores de familia, cardiólogos, anestesiólogos y cirujanos generales y ortopédicos.

Eduardo Ibarra, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, advirtió que el alto costo de ejercer la medicina en la Isla y el trato desigual que reciben los galenos locales al ser remunerados por planes de salud como Medicare se han combinado peligrosamente para provocar el éxodo de miles de médicos que se marchan en busca de mejores condiciones económicas.

Ibarra destacó que la fuga de galenos empeora de inmediato el acceso a servicios de salud, y ha llegado al extremo de que se han tenido que hacer referidos de pacientes hacia Estados Unidos debido a la ausencia de ciertos especialistas en el país.

“La situación se ha convertido en una insostenible, y los médicos están considerando como única alternativa irse a Estados Unidos”, indicó Ibarra durante una conferencia de prensa el pasado jueves.

El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos presentó en compañía de otros profesionales de la salud un estudio encomendado por esa entidad a la firma Custom Research Center, que, según dijo el doctor, constituiría el primer análisis con datos estadísticos que respaldan las quejas que por años han levantado los miembros del gremio.

Ibarra señaló el “trato discriminatorio” que reciben los médicos locales por parte del Gobierno federal y la proliferación de intermediarios en el sistema de salud como los principales problemas que aquejan a estos profesionales.

Explicó que la remuneración a los médicos en Puerto Rico por parte de Medicare es la más baja en todas las jurisdicciones estadounidenses, pues las tarifas que pagan están calculadas a base del Índice de Costo Geográfico de una Práctica (GPCI, por sus siglas en inglés), que utiliza criterios que no se ajustan a la realidad.

El psiquiatra Héctor Rivera planteó que lo que paga Medicare a los médicos locales es casi 50% menos que lo que desembolsa a otros profesionales en los lugares de más baja remuneración en Estados Unidos.

Muy cara la vida

El estudio, realizado en agosto pasado por el matemático y estadístico Parimal Choudhury, examina cómo en la última década han aumentado los costos en renglones como la electricidad y el servicio de agua potable, los cánones de renta de oficina, el gasto en compra y acarreo de equipo médico y el seguro por impericia médica, algunas de las variables que toma en cuenta el GPCI para determinar los honorarios que se pagarán a los médicos.

“Este estudio demuestra que nuestros médicos se están yendo en contra de sus propios sentimientos y debido a la complacencia que por décadas las administraciones gubernamentales han permitido con la prevalencia de un sistema injusto, desequilibrado y extremadamente atropellante”, manifestó Ibarra.

Barbara Southard, una de las investigadoras, sostuvo que la entidad federal Center for Medicare and Medicaid Services, que es la que maneja el GPCI, está usando estadísticas viejas suplidas por el Gobierno estatal que no reflejan el alza que han experimentado esos renglones en los últimos años.

“Están utilizando estadísticas del 96 y 98, hace más de 10 años, y ellos alegan que las agencias aquí no les están dando las estadísticas más recientes, eso puede ser verdad, pero están resultando en subestimar las variables”, sostuvo Southard.

Sobre 2,000 en 10 años

Ibarra, por su parte, estimó en unos 2,500 el número de médicos que han abandonado la Isla en la pasada década, aunque dijo que esa cifra está bajo revisión en un estudio adicional que esa entidad encomendó, y cuyos resultados espera tener en los próximos meses. Precisó, en cambio, a modo de ejemplo, que hace tres años había alrededor de 300 cardiólogos, y hoy esa cifra se redujo a la mitad.

Ibarra insistió en la necesidad de transformar el sistema de salud en Puerto Rico en uno universal con un pagador único.

Reiteró que el creciente número de intermediarios en la estructura actual, como las aseguradoras y los administradores de ciertos servicios de salud, encarecen las prestaciones y son un escollo para la atención médica.

Ibarra indicó que suplieron copia del estudio al comisionado residente Pedro Pierluisi, quien, según dijo, inició gestiones en el Congreso estadounidense para que se consideren los reclamos de los médicos de la Isla.

Además, adelantó que el domingo se revelará la segunda parte del análisis ante los candidatos a la gobernación durante un foro que llevarán a cabo, a partir de las 10:00 a.m., en el Hotel Intercontinental, en Isla Verde. (Endi)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*