Ley migratoria de Alabama A cuatro días de haber entrado en vigor en Alabama la más estricta ley migratoria emitida hasta ahora, la presión para que se cambie o derogue va en aumento en un movimiento de repudio que está unificando diversos y múltiples sectores.

Productores agrícolas, empresarios, maestros y funcionarios escolares, jefes de policía y autoridades municipales, están exigiendo ya al gobernador que convoque a una sesión especial de la legislatura estatal para modificar la ley HB56, autorizada por una juez federal y en vigor desde el pasado jueves.

La ley, descrita por el gobernador de Alabama, Robert Bentley, como la más dura de todo el país, permite a las autoridades estatales y municipales tratar de determinar el estatus migratorio de una persona que se sospecha sea un extranjero no autorizado a estar en el país.

El nuevo estatuto convierte también a Alabama en la primera entidad de la nación en exigir a las escuelas públicas revisar el estatus migratorio de los alumnos que se inscriban en ellas.

Ayer los tres principales periódicos de Alabama, “The Birmingham News” “The Huntsville Times” y el “Mobile Press-Register”, criticaron en sus distintas editoriales la legislación antiinmigrante al calificarla de legislación “mal intencionada” y “extrema”.

“Creemos que en una gran parte la ley de inmigración está mal intencionada y exagerada”, indicó The Birmingham News”.

“Los legisladores deben derogarla y empezar de nuevo con una ley más razonable que sin duda le costaría al estado menos, en dólares y en su reputación, de lo que le costara hacer cumplirla en las calles y defenderla en los tribunales”, señaló el diario.

La estrategia de la ley “de atacar todos los ámbitos de la vida de un inmigrante ilegal sugiere un siniestro y cruel apretón de mandíbula, fuera de proporción con el tema”, señalo por su parte el diario The Huntsville Times.

“En general los residentes de Alabama somos gente decente y caritativa que compartimos con generosidad cuando a otros les sobreviene la desgracia. Sin embargo, podemos estar siendo mal orientados”, con esta ley, advirtió el rotativo que se publica en el norte de la entidad.

La Federación de Agricultores de Alabama (ALFA), que agrupa a la mayoría de los 42 mil agricultores de la entidad, comenzó a movilizarse esta semana con un activo cabildeo exigiendo que se cambie o se suspenda la HB56.

Lo anterior, al resentir la falta de mano de obra para llevar a buen término sus cultivos, ante el éxodo de trabajadores migrantes atemorizados por la nueva ley.

“Independientemente de lo que vaya a pasar con esta ley, los agricultores necesitamos mano de obra que actualmente no tenemos”, dijo Mike Higginbotham, director de la división de Horticultura de la ALFA.

Creemos que en una gran parte la ley de inmigración está mal intencionada y exagerada’, The Birmingham News”

Bajo la nueva ley cada distrito escolar deberá reportar el número de alumnos inscritos que no sean ciudadanos estadunidenses al Departamento de Educación Estatal de Alabama.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*