Capriles y Chávez

La campaña electoral para los comicios de octubre en Venezuela despidió su segundo mes con una febril actividad del presidente Hugo Chávez, candidato a la reelección, y de su rival Henrique Capriles Radonski, en un país impactado por sucesivas tragedias.

Los analistas estiman que en septiembre, tercero y último mes de campaña, los candidatos lanzarán todo su repertorio para ganar votos en la consulta del 7 de octubre, que se perfila la más cerrada desde que Chávez llegó al poder en 1999.

En agosto, Chávez tuvo que atender su actividad de campaña y lidiar como gobernante con conflictos carcelarios, puentes caídos, inundaciones por lluvias y la devastadora explosión de una refinería que dejó 42 muertos y 80 heridos.

Al final de mes, el impulso del mandatario parece haber perdido aliento, luego de una impactante frase que pronunció en un mensaje al país por televisión, cuando el fuego de la refinería de Amuay, en la región occidental de Falcón, aún no se había apagado: “La función debe continuar”, dijo en esa ocasión.

Por su lado, Capriles continuó su actividad de visita a los pueblos alejados de la capital y tuvo una resonante gira en la región sureña de Bolívar, donde están asentadas empresas estatales mineras y siderúrgicas, con un activo movimiento sindical.

Chávez todavía cuenta con una ventaja notable en varias encuestas, mientras que Capriles recortó la distancia en algunos de los sondeos, que incluso lo ponen a la cabeza de las preferencias de los electores.

CaprilesSegún la encuestadora Consultores 21, Capriles supera a Chávez en la intención de voto, con 47,7 por ciento contra 45,9 del mandatario. Sin embargo, la brecha está dentro del margen de error, de 3,2 puntos porcentuales, en su más reciente estudio.

Por su lado, la firma IVAD indicó que Chávez cuenta con una intención de voto de 52,3 por ciento contra 32 por ciento de su rival.

Chávez, que padeció un cáncer del cual asegura haberse librado, buscará preservar la brecha y Capriles acortarla en los próximos 37 días antes de la consulta, que se anuncian agitados y con altos decibeles en el discurso electoral.

En la última quincena de agosto, Chávez se vio abrumado por una visita a Bolívar en la que tuvo que explicar por qué se cortó abruptamente un mensaje al país por televisión, en medio de gritos de dirigentes sindicales que reclamaban la firma de sus contratos laborales. Según Chávez, la transmisión salió del aire por razones técnicas y el desperfecto de una planta eléctrica.

También enfrentó una refriega entre presos en la cárcel de Yare I, en las afueras de Caracas, que dejó 25 muertos; la inundación provocada por el coletazo de la tormenta “Isaac” en la región oriental, que causó cientos de damnificados, y la caída de un estratégico puente que paralizó el traslado de personas a la zona turística de Anzoátegui.

Chávez no había regresado de atender la emergencia en la región de Sucre por las inundaciones, cuando lo sorprendió el sábado pasado en Caracas la explosión y posterior incendio en Amauy, el principal complejo refinador de petróleo del país, con una secuela de muertos, heridos y daños materiales.

El analista político Eduardo Semtei, quien presidió el Consejo Nacional Electoral en la década pasada, dijo que la tragedia de la refinería podría afectar las aspiraciones de reelección de Chávez si la oposición lograra demostrar que se trata del resultado de la ineficiencia del gobierno.

“Lo de Amuay lo va a afectar de alguna manera. Si la oposición logra asociar que el problema de la refinería es parte de una ineficiencia generalizada del gobierno, de puentes que se caen, de plataformas que se hunden, esto lo afectará todavía más”, indicó a dpa.

A la vez, el diputado oficialista Fernando Soto Rojas dijo que los medios de prensa privados “manipularon” la información del desastre, con la idea de sacarle provecho electoral.

“La manipulación mediática no cosecha votos, y en relación a cuáles fueron las causas esenciales (de la explosión), ya se está realizando una investigación exhaustiva tanto por órganos del Estado como compañías extranjeras”, indicó el congresista.

Soto dijo desconocer si la Asamblea Nacional (Congreso), con mayoría oficialista, convocará una sesión para tratar el tema, después de que la oposición pidiera la interpelación del ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez.Chávez

Capriles visitó hoy la ciudad de La Victoria, en el vecino estado de Aragua, donde mostró el rumbo que tendrá su discurso para la etapa final de la campaña.

“No se trata de cambiar un presidente, eso lo vamos a hacer el 7 de octubre. Se trata de construir un modelo donde todo nuestro esfuerzo esté orientado a solucionar los problemas de nuestro pueblo. La mayor parte de los que están afectados por la violencia son los jóvenes, las cárceles están llenas de jóvenes y la revolución (bolivariana) no hizo nada por ellos”, apuntó.

Chávez dijo que en septiembre lanzará la “caballería” en su proyecto para ganar una segunda reelección, ya que en los próximos días planea entregar cientos de viviendas construidas por el gobierno y créditos para empresarios, entre otros mecanismos. En septiembre, además, subirá por decreto presidencial el salario mínimo. (DPA)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*