Pero, ¡Batman! ¿Qué hacen tus Batimóviles en el distrito de los almacenes?

Y el DeLorean de Back to the Future (“Volver al futuro”). Y el Ferrari rojo de Magnum, P.I. Y el arsenal de autos, helicópteros y submarinos de James Bond. Sin hablar de los múltiples carruseles de miniatura, vitrolas, bicicletas, ciclomotores y microautos.

El urbanizador — y extraordinariamente prolífico coleccionista — Michael Dezer tiene la respuesta.
“Soy un coleccionista de colecciones”, dijo Dezer, de 70 años.

Después de décadas de acumulación, reunió la colección de colecciones en más de 250,000 pies cuadrados de almacenes de brillantes colores en North Miami para mostrarla públicamente. A partir del viernes, la exposición — valorada en unos $140 millones — estará abierta al público todos los días de 10 a.m. a 6 p.m.Exposicion de autos viejos en North Miami

Dividido en dos edificios (la visita a cada uno de los cuales cuesta $25), el museo cuenta con más de 1,000 piezas, incluyendo al menos 600 carros. “Cars of the Stars” (“Carros de las Estrellas”) muestra de vehículos aparecidos en la pantalla grande y la chica, será la más reconocible. Pero los aficionados a los carros podrán además explorar viejos modelos estadounidenses, clásicos europeos, bicicletas, motocicletas, carros eléctricos, microautos, vehículos militares, y — a partir de abril — un ala dedicada a James Bond valorada en $15 millones.

Dezer abrió una concesionaria de autos en Las Vegas y planea abrir un segundo museo allí este año. Con el tiempo, se propone rotar los vehículos entre las dos colecciones.

Hay además una galería de arte, que abrió a fines del año pasado con dos exposiciones: una dedicada a la obra de la ex modelo y fotógrafa Bunny Yeager y otra sobre arte originado en Berlín. Planes futuros incluyen un museo de cera y un autocine.

Dezer, el timbre de cuyo teléfono celular suena como el claxon de un carro antiguo, mantenía anteriormente algunos de los vehículos en una colección privada en el Trump International Beach Resort que él construyó conjuntamente con su hijo Gil en Sunny Isles Beach. Las propiedades de la familia Dezer, entre ellas Howard Johnson Plaza Dezerland Beach & Spa en la zona norte de Miami Beach, incorporan en su diseño temas de autos clásicos y de los años ’50.
“Yo he vivido en Dezerland toda mi vida”, dijo Dezer. “Es hora de compartirla con el público”.

Espera que el museo atraiga a fanáticos de los carros, por supuesto, pero también a Baby Boomers y sus familias, y, espera, planeadores de fiestas.

Construido con la idea de servir de sede para eventos, el museo incluye una sinagoga y varias salas en las que pueden celebrarse cumpleaños, eventos corporativos, bar y bat mitzvahs, y rituales de circuncisión.

También habrá disponible un “autocine” bajo techo con asientos en carros antiguos para poner presentaciones de fotos o videos de los homenajeados. Cuando no esté alquilada para eventos privados, la pantalla mostrará viejas películas de James Bond.

La exposición  es en el Dezer Museum & Pavillion en North Miami. (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*