MetrorailLa expansión del MetroRail continúa viva en Miami después de 28 años. La nueva línea al aeropuerto, la estación central y un par de tramos por construirse mantienen las esperanzas a flote, aunque aún no tengamos claro cuánto costará ni cuándo estará listo.

De hecho, la inauguración de la línea Orange al Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) el sábado pasado no sólo hizo realidad el viejo sueño, sino, además, revivió la idea de mejorar el servicio de trenes que contemplaba tener una ambiciosa red de 88.9 millas para el año 2025.

De aquel ambicioso proyecto, tan sólo queda vivo el plan que uniría la nueva estación del aeropuerto con la zona de Florida Internacional University, así como una línea entre Martin Luther King y la calle 215 del North West. Además del célebre medio centavo de impuesto, que recauda fondos para mejorar el transporte público, hace falta más dinero. Una larga batalla con relato de pesadilla y alguna mala administración que ha tenido al Estado, el Gobierno Federal y el Condado por protagonistas.

Al tren elevado de 22.5 millas de largo, que presta servicio a 22 estaciones entre Dadeland y Palmetto, le han sumado un par de millas y media para conectar la estación Earlington Heights con la nueva central del aeropuerto. Una atractiva construcción con detalles futuristas que alberga el centro de coches de alquiler, conexión en mini tren a la terminal aérea y la futura facturación de equipaje. Todo esto destinado a disminuir la conglomeración de tráfico e incluso la espera de los pasajeros.

De hecho, la nueva línea tomó 3 años y 506 millones de dólares para construirse, de los cuales 404.7 procedieron del impuesto especial de medio centavo sobre las ventas y el resto vino del fondo general del Florida Department of Transportation, acorde al informe suministrado por Miami Dade Transit.

“Hace mucho tiempo que necesitábamos esta línea al aeropuerto”, manifestaba Luisa Menéndez a Diario Las Américas, mientras esperaba impacientemente la llegada del tren en la estación Coconut Grove el sábado a las 9 a.m.

“El viajero se ahorra entre 20 y 40 dólares que pagaría a un taxi, pero además de turistas y viajeros, el aeropuerto emplea a miles de trabajadores. Es hora de dejar el carro en casa. No hay nada mejor que contar con un buen servicio de transporte”, exponía.

Pero además de un buen servicio de transporte, habría que convencer al público para dejar el carro en casa.

“Esta ciudad fue ideada teniendo en cuenta el carro y la gente está acostumbrada a manejarlo. Pero para convencer al público, primero hay que tener un buen servicio de transporte”, subrayaba. “Ya ves, llevamos una hora esperando y nadie sabe nada”, añadía.

La usuaria se refería a la falta de información. Los agentes de servicio, tanto en Coconut Grove como en Vizcaya y Brickell, desconocían la hora que el nuevo servicio comenzaría. Incluso sugerían llamar al número de información general 311 por teléfono.

Una llamada oportuna al MetroTransit indicaba que el servicio no entraría en vigor hasta que la ceremonia de apertura en el aeropuerto concluyera.

En Earlington Heights la espera tomó proporciones mayores. Un agente trataba de informar e incluso calmar los ánimos cuando un tren Orange pasó rumbo al aeropuerto y no paró en la estación. “El alcalde (Carlos A. Giménez) tiene la máxima autoridad en decidir y decidió no parar”, informaba el agente.

Diario Las Américas contactó al respecto la oficina del Alcalde, así como el departamento Media Relations, pero no obtuvo respuesta al cierre de esta edición.

Una pantalla digital informaba sobre el arribo de trenes, únicamente en inglés, pero cambiaba constantemente la hora estimada.

Finalmente, un tren recogía pasajeros en Earlington Heights sobre las 12.45 p.m. para llevarlos al aeropuerto, aunque el primer tren Orange partió de Dadeland a la misma hora.

“Es el típico primer día de servicio”, comentaba el pasajero Mario Gutiérrez mientras disfrutaba el paseo rumbo al aeropuerto. “No sé si es ineficiencia o mala suerte, pero casi siempre el primer día es un desastre”, añadía.

“Falta que nos den información en español. Hay que recordarles que somos un condado bilingüe por ley aprobada y todos pagamos impuestos”, indicaba.

El nuevo servicio Orange parte de Dadeland y corre a lo largo de la ruta regular MetroRail cada 15 minutos de lunes a viernes y 30 minutos fin de semana, hasta Earlington Heights y prosigue al aeropuerto. Servicio que MetroRail igualmente provee entre el aeropuerto y la estación del sur. Quienes originen su viaje en Hialeah o zonas adyacentes, deben apearse en Earlington Heights y abordar el tren Orange al aeropuerto y viceversa, sin costo adicional a los 2 dólares etablecidos. (Diario Las Américas)

Contenido Relacionado: http://www.surflorida.com/p/alcalde-de-miami-dade-puso-en-funcionamiento-la-nueva-ruta-del-metrorail-al-mia/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*