CochezGuillermo Cochez, exembajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos, denunció ayer que fue destituido por su Gobierno por hacer declaraciones no autorizadas en las que lanzaba críticas contra la situación política en Venezuela.

“En América Latina hay dos tipos de democracia: la que aplican ellos mismos y la de los demás”, dijo Cochez en conversación con la radio 1º de Marzo.

“La democracia de Paraguay hay que cuestionarla, la de Honduras hay que cuestionarla, pero nadie debe atreverse a cuestionar lo que ocurre en Venezuela, y eso es una falta de respeto a la carta democrática que todos acordamos firmar”, refirió.

Cochez aseguró que nunca antes había recibido instrucciones como la que le llegó de parte de su Gobierno, prohibiéndole que hablara, una orden que decidió desobedecer, de lo que asegura no arrepentirse en lo más mínimo.

“Hay países que ignoran lo que está ocurriendo, algunos por razones económicas como Brasil y Argentina, otros por razones políticas, por complicidad”, añadió el diplomático.

Venezuela se halla en una situación política peculiar desde que su presidente, Hugo Chávez, viajó a Cuba para ser tratado de un cáncer el pasado mes de diciembre; el mandatario sigue hospitalizado en La Habana.

“¿No es injerencia tener el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela en La Habana? El señor Chávez ha pasado allá 201 días en 2012 y todos los que lleva el 2013. Pero (sus ministros) van a recibir instrucciones allá y el que dirige la orquesta es Raúl Castro. ¿Eso no es intervención?”, comentó el panameño.

“Pero cualquier cuestionamiento que se haga (…), de Venezuela no se puede decir”, sostuvo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*