El presidente Barack Obama se suma a las voces de otros dirigentes que solicitan que Estados Unidos aumente de manera dramática su cifra de graduados de college, pero un informe dado a conocer recientemente por el College Board alerta que los estudiantes hispanos del país —actualmente la mayor minoría en las escuelas públicas hasta grado 12— están siete veces por detrás de sus compañeros de aula en obtener títulos. A menos que cambie esa tendencia, agrega el informe, sufrirá la competitividad de la nación en la economía mundial.

“Sabemos que esos estudiantes tienen las habilidades necesarias”, dijo Gaston Caperton, presidente del College Board, “pero necesitan más apoyo y estímulo”.

Los comentarios de Caperton se encuentran en un informe dado a conocer en el Campus Wolfson del Miami Dade College (MDC), que fue seguido por una discusión en una mesa redonda que incluyó a políticos destacados y dirigentes de la educación.

Entre ellos: Jeb Bush, ex gobernador de Florida; Frank Brogan, rector del Sistema Universitario del Estado; dos miembros de la Legislatura de Florida y representantes de grupos defensores de los hispanos como el Consejo Nacional de La Raza y Excelencia en Education.

La localidad en Florida que dio a conocer el informe, y el Miami Dade College en particular, no fueron una casualidad. El MDC es nacionalmente respetado como una institución de alta calidad que gradúa a un gran número de estudiantes hispanos, muchos de ellos de bajos ingresos.

Florida, mientras tanto, tiene la tercera mayor población hispana del país, y ha superado enormemente a otros estados en lo que se refiere al logro de títulos por parte de hispanos. Nacionalmente, sólo alrededor de un 19 por ciento de los hispanos de edades de 25 a 34 han obtenido un título asociado o mayor, pero en Florida ese número es de 28.5 por ciento.

Eso no quiere decir que los logros de Florida hayan cerrado por completo la brecha de los logros —la tasa nacional de obtención de títulos para todos los estudiantes es aproximadamente de un 41 por ciento, lo que significa que los hispanos aún pasan menos frecuentemente por el escenario de graduación que la totalidad de jóvenes adultos.

Para elevar la obtención de títulos en Florida y en todo el país, la Junta de College bosquejó un plan de 10 puntos que pueden usar las escuelas y el gobierno para mejorar los logros de los estudiantes. Entre los puntos destacados del plan:

•  Crear un programa de educación preescolar voluntaria que esté disponible para las familias de bajos y moderados ingresos, pues menos de un 39 por ciento de los niños hispanos de Estados Unidos estaban matriculados en los programas de preescolar entre el 2006 y el 2008. Esta es un área en que Florida, que comenzó a ofrecer preescolar en el 2005, está por delante de otros estados, aunque los críticos cuestionaron la calidad del programa de la Florida durante sus primeros años.

•  Elevar los niveles y requerimientos con la vista puesta en la preparación para el college. Florida ha dado varios pasos en esta dirección, como cuando los dirigentes estatales agregaron el año pasado algebra 2, biología y química o física a la lista de cursos requeridos para recibir un diploma de enseñanza secundaria. Los cambios se están implementando en un período de varios años.

•  Suministrar más becas a los estudiantes que las necesitan. Aquí, Florida tiene mucho que hacer. Mientras la mayoría de los estados hacen una prioridad de sus becas a los necesitados, la parte del león en el presupuesto de ayuda financiera de la Florida en años recientes se ha gastado en becas Bright Futures, que beneficia desproporcionadamente a las familias de ingresos mayores y medios.

En la actividad de dar a conocer el informe, el gobernador Bush dijo que la Florida ha sido un “líder” en entregar ayuda al mérito gracias a Bright Futures, pero es tiempo para que reciban mayor atención las bases necesitadas de ayuda.

“El peor caso que puedas imaginar es que tengas que hacer todo este trabajo duro en el sistema hasta grado 12 y entonces los muchachos no pueden tener acceso a una educación de calidad porque no tienen el dinero para ser capaces de lograrla”, dijo Bush.

En la discusión de la mesa redonda que siguió a continuación, los oradores tocaron una variedad de propuestas para aumentar el número de hispanos con títulos —de hacer un mejor trabajo para comprometer a los padres y otros familiares de los estudiantes, a reajustar la fórmula para financiar los colleges y universidades de Florida.

En este momento, esa formula se centra en la matrícula, pero los legisladores estatales y Brogan, el rector del sistema universitario estatal, presentaron la posibilidad de relacionar los fondos universitarios con el número de títulos obtenidos por los estudiantes.

“Si ellos no salen con el anillo de latón, están limitados en su capacidad de vivir el sueño”, dijo Brogan

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*