Estudiante hispanaLas escuelas del sur de la Florida tienen otra distinción de la cual vanagloriarse: Miami-Dade y Broward han quedado en primer y tercer lugar en el país por el número de estudiantes hispanos que han aprobado los difíciles exámenes Advanced Placement (AP), o Ubicación Avanzada, que cuentan como créditos para el college.
El rendimiento entre los estudiantes negros en ambos distritos también es notable, según la clasificación dada a conocer a los distritos por el College Board, la compañía que administra la prueba.
Broward ocupa el segundo lugar en la nación por la tasa de estudiantes negros con puntuación de 3 o más en el examen. Miami-Dade es el séptimo de unos 15,000 distritos escolares.
Más de una docena de escuelas de ambos distritos se encuentran entre las 100 mejores escuelas del país por el desempeño de minorías, y siete escuelas del sur de la Florida quedaron entre las 10 primeras por las tasas de aprobación de los hispanos.
Cypress Bay High School, de Broward, quedó en primer lugar. Coral Reef Senior High y Miami Palmetto High, de Miami-Dade, quedaron segunda y tercera de entre 4,000 escuelas secundarias en todo el país que ofrecen cursos de AP.
“Sin duda, esto dice mucho sobre la calidad de la enseñanza, la calidad del liderazgo en nuestro sistema escolar”, dijo Alberto Carvalho, superintendente de Miami-Dade, en una conferencia de prensa el miércoles, donde los directores y maestros destacaron el éxito de sus estudiantes.
Robert Runcie, superintendente de Broward, señaló que los resultados son “un testimonio de lo que el trabajo duro puede lograr”.
En Cypress Bay, en Weston, donde 53 por ciento de sus 4,000 alumnos son de origen hispano, se administraron más de 3,000 exámenes de AP el año pasado.
“Lo que es notable es que, para muchos de estos estudiantes, el inglés no es su lengua materna”, dijo la subdirectora de Cypress Bay, Marianela Estripeaut. “Aquí están tomando exámenes que se basan en el ensayo, o donde hay una enorme cantidad de lectura obligatoria, y así y todo están venciendo el reto y destacándose”.
Como tantas de las familias de Weston se han mudado recientemente al área desde América Latina, la escuela se ha centrado en educar a los padres sobre el valor de los cursos de AP. Más de 150 padres que hablan español acudieron recientemente al centro de medios de la escuela para asistir a un taller sobre las bases del examen de AP y otras pruebas de ingreso al nivel de college.
“Al llegar a este país, es obvio que uno quiera el mejor nivel de educación para sus hijos”, dijo Milagros Soto, cuyo hijo de noveno grado, Juan Diego Yáñez, está cursando el AP de español. “Es un sentimiento de orgullo saber que la escuela está presionando a sus estudiantes a alcanzar lo mejor”.
A nivel nacional, el número de estudiantes hispanos y negros que tomaron los exámenes AP ha aumentado constantemente. En el 2010, cerca de 20,000 estudiantes negros aprobaron los exámenes de AP, en comparación con cerca de 8,000 en el 2001, según un informe de AP. La participación de los hispanos en ese período se duplicó, con 75,000 estudiantes que aprobaron los exámenes en el 2010.
En Miami-Dade, todas las escuelas secundarias está obligado a ofrecer al menos ocho cursos de AP, y cada estudiante matriculado en un curso de AP debe tomar el examen nacional, dijo Carvalho. El número de alumnos matriculados en los cursos de AP -y sus puntuaciones en el examen- son un factor a tener en cuenta en las calificaciones asignadas por el estado a las escuelas secundarias. Pero Carvalho afirmó que esa no es la razón por la que en el condado se pone un énfasis en estos cursos. “Creemos que la experiencia es importante por sí misma”, dijo.
En Pinecrest, 96 por ciento de los estudiantes de Miami Palmetto Senior High matriculados en el AP de Historia Europea aprobaron el examen. Su maestro, Dan Corradino, atribuyó el éxito a sus estudiantes. “Tengo muchachos realmente competitivos, a los que les gusta trabajar duro, y yo les doy ese desafío”, dijo.
Los maestros de AP en ambos distritos llevan regularmente a cabo sesiones de estudio especiales después de la escuela o los sábados, y los estudiantes suelen formar grupos de estudio por su cuenta, que los preparan para la experiencia del college.
El alto rendimiento en los exámenes de AP -que son rigurosos y se califican a nivel nacional- se considera como un fuerte indicador del éxito de los estudiantes en el college. Muchos colleges y universidades ofrecen créditos universitarios por las puntuaciones de 3 o más, y esto funciona como una motivación extra para que los estudiantes se inscriban y aprueben.
“Uno le ahorra dinero a sus padres”, dijo Dori Guerra, que enseña inglés de AP y literatura de AP en Miami Coral Park Senior High. “En esta economía, esa es la fuerza motriz”.
Uno de sus antiguos alumnos se graduó de secundaria en el 2010, y se graduará de la Universidad de la Florida en la primavera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*