El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha puesto en una lista negra una red global de lo que denominó empresas fachada para el gobierno iraní.

 

Las sanciones afectan a 37 empresas de países como Alemania y Sudáfrica acusadas de ayudar a Teherán a evadir las sanciones internacionales por su programa nuclear.

 

La iniciativa prohíbe a los ciudadanos y a empresas de Estados Unidos tratar con las empresas.

 

EE.UU. y otras potencias occidentales creen que Irán busca la capacidad de fabricar armas nucleares.

 

Teherán niega la acusación. (BBC Mundo)

 

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*