Mike HammerEl Gobierno de Estados Unidos consideró  “difícil de entender” que Venezuela colabore con Siria a través del envío de combustible, e instó al Gobierno de Hugo Chávez a “trabajar con el resto del mundo para presionar” al régimen de Bachar Al Asad.

En la primera conferencia de prensa en español del Departamento de Estado, el portavoz Mike Hammer respondió a una pregunta sobre el anuncio del ministro venezolano de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, de que su país ha enviado 600,000 barriles de diesel a Siria en el último año y está dispuesto a enviar más.

“Es difícil de entender cómo cualquier país puede apoyar al presidente (sirio) Al Asad en un momento en que la comunidad internacional, con las Naciones Unidas y la Liga Árabe, Estados Unidos y otros países europeos y del mundo estamos intentando presionarle para que pare con esa violencia”, indicó Hammer.

Estados Unidos presta “mucha atención” a la cooperación energética y otras ayudas que se puedan proporcionar a Siria, “porque es horrible y trágico cómo está tratando el Gobierno de Al Asad a su pueblo”, aseguró el portavoz, que ocupa el cargo de subsecretario de Estado interino para Asuntos Públicos.

“Uno quisiera ver que cualquier país que esté interesado en ver un mejor futuro para el pueblo sirio sin que Al Asad ponga interés en trabajar con el resto del mundo para presionarle”, añadió.

El ministro venezolano confirmó la semana pasada que su país envió 600,000 barriles de diesel a Siria en dos cargamentos de 300,000 cada uno, entre fines del año pasado y el año en curso, y afirmó: “si nos vuelven a pedir, les volveremos a dar”.

Hammer se refirió también a la multa de $2.1 millones impuesta al canal privado Globovisión por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que fue ratificada el martes por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

El funcionario consideró que hay que “tratar con mucho cuidado” los temas relativos a la libertad de expresión, como el de la multa al canal, que Conatel ha justificado por la supuesta apología del delito que hizo la cadena en su cobertura de la crisis de junio pasado en la cárcel de El Rodeo (cercana a Caracas).

“Uno quisiera ver que los países del hemisferio respeten la libertad de prensa como está en la Carta Democrática (Interamericana), que es un elemento esencial de toda sociedad democrática”, indicó.

Hammer señaló además que “no está al tanto” de los informes de que Irán ayuda a Venezuela a construir aviones no tripulados, conocidos en Estados Unidos como “drones”, según indicó el miércoles a periodistas el general al cargo del Comando Sur de EEUU, Douglas Fraser.

La actualidad en Latinoamérica centró la primera rueda de prensa en español del Departamento de Estado, cuya intención es repetir la oportunidad “más veces” e incluso se plantea convertirla en una cita mensual con la prensa.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*