El vocero de la policía del condado de Miami-Dade (EE.UU.), Roy Rutland, dijo que los fetos estaban en dos jarras de arcilla selladas en las maletas de dos mujeres que regresaban de La Habana, en enero pasado.

Agentes del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) detectaron uno de los fetos cuando colocaron los envases en la máquina de rayos X.

“Ellos contactaron a la unidad de homicidios de la policía de Miami-Dade. Nosotros llevamos los fetos a la Oficina del Médico Forense que determinó que se trataba de una hembra y un varón de unas 20 semanas de gestación que habían nacido muertos”, precisó Rutland en una entrevista telefónica.

Las autoridades decidieron no presentar cargos basadas en la información de los médicos forenses que concluyeron que no hubo delito en la muerte de los fetos.

El portavoz dijo desconocer los motivos que tuvieron las pasajeras para traerlos en su equipaje (EFE)

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*