En un lamentable y bochornoso escándalo  mediático  se convirtió una reunión convocada por el alcalde de Doral Luigi Boria en apoyo a la protesta de estudiantes en Venezuela.

El evento, sin mayor trascendencia ya que los voceros están ajenos a la realidad venezolana, concluyó entre insultos e improperios.

Alcalde Luigi BoriaLlamó  la atención que para esta convocatoria el alcalde Boria no convoco a los organismos que representan al exilio venezolano, como lo son Vepexx, Ivac y la Mesa de la Unidad que lideran Antonio Colina, Ernesto Ackerman y Gisela Parra, respectivamente.

Los protagonistas de este lamentable incidente que fue reseñado de manera destacada por la gran prensa de Miami fueron Robert Alonso y Gerardo Nieto quien concluyeron la reunión entre insultos e improperios.

Lamentable hechos como estos, lejos de unificar la posición de los venezolanos en el exilio contribuyen a presentar una imagen distorsionada que deja mucho que desear.

 Un fuente que prefirió omitir su no0mbree  para evitar mas polémica señaló que ni Alonso ni Nieto representan a la oposición venezolana y censuro la conducta del alcalde Boria que prefirió hacer esta reunión al margen de las organizaciones reconocidas por el exilio venezolano.

“El alcalde debería ser más cuidadoso con este tipo de convocatorias y evitar que este tipo de reuniones conviertan en un show mediático la tragedia venezolana”, dijo la fuente.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*