Ahora que el precio de los autos nuevos se acerca a lo que antes se pagaba por una casa, no es extraño que el alquiler de autos (“lease”) esté ganando popularidad. Casi el 27 por ciento de auto nuevos adquiridos en el tercer semestre del 2015 fueron alquilados, lo cual está por encima del 18 por ciento en ese mismo período en el 2010, de acuerdo con el informe “Estado del mercado de financiamiento de autos” de Experian. El pago promedio de alquiler fue de $398.

Cual de las dos rutas es su mejor dependerá de cómo usted utiliza su auto, y lo que usted pueda —o quiera — permitirse.

“Si usted es el tipo de persona que quiere tener un auto nuevo cada dos o tres años… alquile”, dijo Ron Montoya, editor principal de consejos a los consumidores de Edmunds.com, que brinda reseñas, consejos a los consumidores y enlaces a concesionarias de autos aprobadas por ellos.

“Aunque la economía por sí misma parece estar a favor de comprar, yo siempre lo he considerado una opción en el estilo de vida de la persona”, dijo. En el sur de la Florida, eso se aplica el doble.

Arrendar tiene sentido para personas que compran un auto nuevo cada unos cuantos años, porque los pagos son más bajos, las reparaciones están cubiertas por lo general bajo la garantía, y el valor del auto se deprecia rápidamente en los primeros años que está bajo su propiedad. Debido a que los autos de lujo se deprecian tanto, por lo general tiene sentido alquilarlos, dijo Montoya.

Comprar tiene sentido para alguien que conserva un auto lo bastante como para terminar de pagarlo, y luego sigue manejándolo durante años sin hacer pagos. Comprar puede ser, asimismo, la mejor opción para alguien que maltrate mucho sus autos, quiera hacer cambios al vehículo a su gusto o que maneje más de 15,000 millas al año, lo cual se suma al costo del arrendamiento.

“Si usted es el tipo de persona que sigue manejando su auto hasta que se le caen las ruedas, alquilar no es para usted”, dijo Scot Hall, vicepresidente ejecutivo de SwapLease.com, que comunica a las personas que quieren transferir su contrato de arrendamiento a personas que quieren alquileres a corto plazo. (“Somos como un servicio de citas para arrendamiento de autos”, dijo.)

Los consumidores están empezando a considerar el arrendamiento de autos de la misma manera que consideran los planes de teléfonos celulares, dijo Hall, como un servicio por el que pagan mensualmente. Especialmente cuando los pagos mensuales para alquilar algunos autos están por debajo de una factura de cable. (Un Hyundai Sonata, por ejemplo, sale a menos de $100 al mes, más impuestos, placa y algunas tarifas adicionales en Braman, en el downtown de Miami, y Rick Case en Sunrise, arrienda un Kia Forte del 2016 por $147 al mes incluyendo impuestos. A menudo se requieren pagos iniciales.

“Cada vez vemos a menos personas manejar un auto hasta que se cae”, dijo Hall. “Los vehículos están incluyendo montones de nueva tecnología que todos quieren. Usted puede tener lo último de lo último en un ciclo mucho más rápido”.

El Honda Civic a la cabeza

A pesar de la cultura de autos de lujo que predomina en el sur de la Florida, el vehículo más comúnmente alquilado a nivel nacional, de acuerdo con los datos de Experian, fue el Honda Civic que representó el 3.6 por ciento de los arrendamientos. Lo siguieron el Honda Accord y el Toyota Camry. Los datos provienen del tercer trimestre del 2015.

Edmunds.com tiene calculadoras en su website (http://www.edmunds.com/calculators/car-loan.html y http://www.edmunds.com/calculators/car-lease.html) que le permiten comparar el costo de comprar con el de alquilar.

Esta es la cuenta:

Los modelos Honda Civic nuevos del 2016 están a la venta en estos momentos en Miami, en Cars.com, por precios de $18,000 a $30,000, antes de los incentivos de las concesionarias. Si usted compró un Honda Civic del $18,000 con un préstamo por tres años, sin pagar depósito pero pagando en efectivo el impuesto de venta y la registración, su pago será de $516 al mes con una tasa de interés del 2 por ciento, para un precio total de venta de $18,576.

Si usted alquila un Honda Civic de $18,000 por tres años, el pago sería de $271 al mes, en base a un valor residual de $10,800. Eso es si se supone que usted no maneja más de 12,000 millas al año, y que usted ponga un depósito de seguridad de $500. Si su contrato de arrendamiento le permite manejar 15,000 millas al año, el pago mensual será más alto.

Al final del arrendamiento, usted necesitará alquilar otro auto — lo cual significa pagos constantes — o pagar los restantes $10,800. Si usted financia la compra, tendrá otros tres años de pagos mensuales de $314. Las cifras exactas dependerán de la tasa de interés que usted pague en su préstamo, el valor residual del auto al final del contrato de arrendamiento, y si usted tendrá que pagar por exceso de millaje al final del mismo (de 10 a 15 centavos por milla, de acuerdo con Edmunds). Si usted compra un auto y hace un pago inicial bastante grueso, eso podría disminuir su pago mensual o la longitud de su préstamo.

“Todo depende del tiempo que usted tenga su auto”, dijo Montoya.

Otros aspectos a tener en cuenta:

▪ Seguro: Si usted arrienda un auto, es posible que tenga que pagar por un nivel de responsabilidad mayor que con un auto que es de su propiedad. Compañías de seguro distintas tienen requisitos diferentes, pero compruebe si el auto que usted quiere le aumentará sus primas si usted lo alquila, dijo Frankie Kuo, analista investigativa de Value Penguin, portal de referencias de seguros en internet.

Eso también se aplica a la compra. “Un auto puede resultar considerablemente más caro de asegurar que otro”, dijo. Usted podría necesitar además “seguro de brecha”, para cubrir la diferencia entre lo que paga su seguro y el costo del auto si recibe daños significativos en un accidente.

▪ Hacer cambios: Si usted necesita deshacerse de un auto, es más fácil venderlo que transferir un contrato de arrendamiento, aunque la mayoría (pero no todos) los contratos de alquiler le permitirán transferirlo a otra persona.

Si usted está buscando la mejor oferta para financiar su auto, sería preferible olvidarse del auto nuevo y comprar un auto usado, ya que los autos pierden la mayor parte de su valor en los primeros años. Cars.com cuenta con varios modelos Honda Civic del 2012 listados entre $8,000 y $11,000, y los del 2015 empiezan por $13,000, y usted puede financiar un auto usado a través de su banco o cooperativa de crédito, o a través de la concesionaria. Si usted encuentra un auto por el cual podrá pagar en efectivo, no tendrá que hacer pagos en absoluto.

Lea la noticia completa en Nuevo Herald

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*