MonjasLa Congregación para la Doctrina de la Fe anunció la reorganización de un grupo que representa a la mayoría de las religiosas estadounidenses y nombró a un arzobispo de Estados Unidos para que supervise la reforma.

La agencia vaticana decidió investigar la Leadership Conference of Women Religious (Conferencia de Mujeres Religiosas), el grupo más numeroso de hermanas católicas en Estados Unidos, por utilizar materiales que “no promueven la enseñanza de la Iglesia” sobre la vida familiar y la sexualidad.

Dijo que también investigarán la Conferencia por asumir a veces posiciones opuestas a los obispos de la nación y por mantener “silencio sobre el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural, una cuestión que es parte del animado debate público sobre el aborto y la eutanasia en Estados Unidos.

Representantes del grupo femenino, con sede en Silver Spring, Maryland, no respondieron inmediatamente al pedido de declaraciones.

El arzobispo de Seattle Peter Sartain supervisará la reforma de cinco años, que incluye una nueva redacción de los estatutos del grupo, la revisión de todos sus planes y programas —incluso la aprobación de oradores— y la garantía de que el grupo siga las oraciones y rituales católicos.

El reporte cita específicamente un grupo de justicia social asociado con la conferencia llamado NETWORK, que desempeñó un papel clave en apoyo del programa de salud del gobierno de Barack Obama pese a las objeciones de los obispos. El anuncio del miércoles no mencionó directamente la ley de Obama, pero dijo que Sartain revisará los vínculos del grupo con NETWORK.

La revisión, que comenzó en 2008, fue una “evaluación doctrinal” de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Cuando se anunció inicialmente la investigación, muchas hermanas religiosas y sus partidarios dijeron que reflejaba la misoginia de las autoridades de la Iglesia y que representaba un insulto a las hermanas religiosas que manejan hospitales, enseñan y prestan otros servicios vitales en la Iglesia.

Sin embargo, los católicos conservadores se quejan desde hace tiempo de que la mayoría de las hermanas en Estados Unidos se han vuelto demasiado liberales y no respetan las enseñanzas de su religión.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*