Tras perder toda una década de valor acumulado, los precios de la vivienda están en alza en el sur de la Florida y a la cabeza de gran parte del país, según dos importantes índices nacionales dados a conocer recientemente.

Pero algunos analistas opinan que todavía hay camino por recorrer y que podría haber fluctuaciones antes de alcanzar una verdadera recuperación. Casas en Florida

El valor de la vivienda en el sur de la Florida aumentó 1.1 por ciento en marzo respecto al mismo mes del año anterior, a $141,300, tras tocar fondo a fines del 2011, según el Indice del Valor de la Vivienda de Zillow. Sólo Phoenix tuvo un aumento mayor de un año al otro, de 2.8 por ciento.

“Estamos viendo señales de mercado extremadamente alentadoras tanto en Miami como en Phoenix”, dijo Stan Humphries, economista principal de Zillow, compañía radicada en Seattle. “Estamos viendo índices de apreciación de la vivienda que son francamente sorprendentes en este punto de la recuperación”.

En otro informe, publicado por S&P/Case-Shiller, Miami quedó entre las únicas cinco ciudades de la nación que han mostrado un aumento de los precios anualizados de la vivienda en febrero, 0.6 por ciento por encima de enero, y 0.8 por ciento por encima de un año al otro. Los premios subieron también en Denver, Detroit, Minneapolis y Phoenix.

No obstante, Maureen Maitland, vicepresidenta de S&P Indices dijo que ella no está lista “para decir que Miami ya ha salido del hoyo”.

En Miami, los precios bajaron en un 50 por ciento desde su punto máximo, y han subido apenas un 2 por ciento desde que cayeron a su punto más bajo en abril del 2011, dijo Maitland.

“Esta tendencia no ha durado lo suficiente”, dijo.

El alza en el sur de la Florida, dijo Humphries, el economista de Zillow, refleja un repunte con respecto a la fuerte baja experimentada desde el desplome de la economía, que hizo regresar los valores en el sur de la Florida a julio del 2002.

Estos precios se han convertido en un imán para los inversionistas, compradores internacionales en efectivo, compradores de segunda vivienda y retirados, quienes han encabezado la tendencia ascendente.

“Los precios han retrocedido toda una década en ese mercado”, dijo Humphries, “y, al combinarse con tasas de hipoteca del 4 por ciento, tenemos una receta para la asequibilidad que no se ha visto en 30 ó 40 años”.

El índice de Zillow pronostica que el valor subirá otro 5.6 por ciento en el sur de la Florida durante el próximo año.

En algunas comunidades los precios ya han subido apreciablemente: Bal Harbour subió 19.8 por ciento de un año al otro; Bay Harbor Islands, 14.1 por ciento, y Sunny Isles Beach, 13.5 por ciento, según Zillow. Los precios reflejan el aumento del valor particularmente de los condominios.

Y, aunque los precios en general en el condado Monroe no cambiaron durante el pasado año, los de Cayo Hueso subieron en un 11.4 por ciento, de acuerdo a los datos de Zillow.

De un mes al otro, el valor de la vivienda aumentó a nivel nacional en 0.5 por ciento de febrero a marzo, según Zillow.

En general, el valor aumentó a corto plazo en Miami-Dade, Broward y Palm Beach, subiendo en 1.4 por ciento de febrero a marzo, mostró el índice de Zillow. Los precios bajaron en Monroe 0.2 por ciento durante ese período. El índice mide el valor de todas las viviendas, no sólo las vendidas en un período particular.

Vistos por separado, los precios de Broward subieron 1.7 por ciento de un año al otro, a $129,000, dijo Zillow. Y los valores de la vivienda de Miami-Dade aumentaron en 1.5 por ciento de un año al otro, a $151,800.

Además, las viviendas en el sur de la Florida que se vendieron con pérdidas disminuyeron a 41.8 por ciento, el índice más bajo desde noviembre del 2008. y por debajo del punto máximo del 51.4 por ciento en marzo del 2009, dijo Zillow.

En Miami-Dade, los agentes de bienes raíces han estado siguiendo la pista de los aumentos de precios durante los últimos cuatro meses.

El precio promedio de venta ha subido 21.8 por ciento para las casas y 23 por ciento para los condominios en los últimos 15 meses, dijo Patricia Delinois, presidenta de la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami.

Mientras tanto, el inventario residencial ha bajado de 46,000 en agosto del 2008 a 12,379 en marzo, dijo.

No obstante, algunos analistas advierten que, aunque el mercado se esté moviendo en una dirección positiva, pasará algún tiempo hasta que recupere la salud.

Las propiedades en apuros representan todavía más del 50 por ciento de las ventas, aunque por debajo del más de 60 por ciento que representaban hace un año, dijo David Dabby, presidente de la firma Dabby Group Advisors, radicada en Coral Gables.

“Las propiedades en apuros están lastrando los precios, y seguirán haciéndolo por un período largo de tiempo”, dijo Dabby. “En un mercado normal, las ventas de propiedades en apuros representan menos del 10 por ciento, así que ustedes pueden ver cuán lejos hemos llegado en esta depresión de la vivienda”.

Y, a medida que las propiedades en apuros en manos de los bancos sigan poniéndose en el mercado, el precio mediano podría bajar, dijo Jack McCabe, presidente ejecutivo de McCabe Research & Consulting, con sede en Deerfield Beach. Más de 52,000 propiedades están en proceso de ejecución hipotecaria solamente en Miami-Dade, dijo.

“Aunque estemos viendo un rayito del sol al final del túnel oscuro, esto no significa en modo alguno que estemos fuera de lo peor”, dijo McCabe. “Todavía tenemos un montón de propiedades en apuros que tienen que venderse antes de que podamos decir que hemos tocando fondo y estamos en camino a un mercado que se aprecie en sentido positivo”.

En otras regiones de la nación, los resultados eran todavía menos positivos, de acuerdo con el índice de S&P/Case-Shiller, el cual muestra un descenso anual del 3.5 por ciento para el grupo de 20 ciudades que mide.

De hecho, los precios de la vivienda en nueve regiones metropolitanas — Atlanta, Charlotte, Chicago, Cleveland, Las Vegas, Nueva York, Portland, Seattle y Tampa — alcanzaron nuevas bajas posteriores a la crisis, según el índice de S&P/Case-Shiller, que sigue el valor de las casas unifamiliares.

A nivel nacional, otro informe muestra que el mercado de la vivienda continúa afectado, a pesar de las modestas señales de mejoría.

El Departamento de Comercio dijo el martes que el volumen de ventas de nuevas viviendas bajó en marzo en el mayor margen que lo ha hecho en más de un año. Las ventas bajaron 7.1 por ciento en marzo a un índice ajustado a la estación de 328,000 unidades. Esto siguió a un aumento del 7.3 por ciento de las ventas en febrero, revisado tras un cálculo inicial de que las ventas de febrero habían bajado en 1.6 por ciento. (The Miami Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*