TestamentoA su esposo o esposa, a sus hijos, sus padres, a un amigo muy cercano, una asociación filantrópica o incluso a su perro, no importa a quién herede su patrimonio, lo importante es que se refleje su última voluntad y hacer un testamento es la clave para que eso suceda.

 Si no hay testamento de por medio, no será usted quien elija, sino la ley la que determine quiénes tienen derecho a heredar su patrimonio, lo que puede traer conflictos familiares, explicaron notarios consultados.

Además, “si hay un conflicto, el proceso de sucesión necesariamente tiene que llevarse ante un juez y para llevar el proceso es necesario contratar a un abogado. Un juicio puede costar mucho dinero y durar hasta años dependiendo el grado de conflicto que haya entre las partes”, explicó un especialista en la materia.

En cambio, si existe testamento, en un mes y medio se puede concluir un trámite sucesorio sin necesidad de un juicio y sin contratar abogados.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*