Los tres condados más poblados en el sur de Florida, Miami-Dade, Broward y Palm Beach, están llenos de ofertas fraudulentas que roban millones del  gobierno, bancos e individuos.

La región ocupa el primer lugar en denuncias de robo de identidad (unas 193 por cada 100.000 habitantes en 2013). Pero es aun peor en Miami: 340 por cada 100 mil habitantes. Esto según la Federal Trade Commission.

Por otro lado, el Sur de la Florida registra más de 46 veces el promedio nacional en declaraciones falsas de impuestos federales, según el Departamento del Tesoro.

Otros fraudes en los que lidera la región son fraude hipotecario y fraude de Medicare.

La explicación de esta tendencia al fraude no es clara. Algunos conjeturan que sea el clima, que la región sea hermosa y los estafadores quieren vivir allí o que al ser un sitio donde confluyen tantas culturas, cuenta con lo mejor de del crimen organizado de todas las culturas.

Leer más en Fortune

.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*