En los últimos tres años, residentes de Miami-Dade han llamado cerca de 35,000 veces a denunciar perros callejeros en su vecindario. El problema, dicen las autoridades locales, es algo que aflige a toda ciudad metropolitana, pero parece ser peor en algunos vecindarios como partes de Hialeah y Liberty City. Grupos de rescate también aseguran que áreas del suroeste de Miami-Dade han visto un aumento de perros abandonados.

Gustavo Arana vive en el suroeste de Miami Dade y asegura que los perros callejeros se han convertido en un verdadero peligro porque deambulan cerca de sus hijos.

“Si uno de estos perros llegase a Dios-Dios mediante que no nunca pase, pero llegase a tocar uno de estos niños fuera una situación bastante crítica”, dice Arana.

Otra residente de los Redlands, que solo quiere ser identificada como Maria, dice que ha sido testigo de uno de los factores contribuyentes a este problema. “Las personas llegan a cualquier hora especialmente por la noche porque esta parte es oscura se parquean dejan los perros y siguen—y siguen,” dice.

“Es cruel y es un delito botar y abandonar a los perros en estas áreas”, dice Jessie Peña, del grupo de rescate animal Redlands Rock Pit Abandoned Dog Project.

Ella dice que el público erróneamente cree que abandonar a su mascota es más humanitario que entregársela a la perrera municipal. “Los perros cuando los deja la gente tienen la impresión que simplemente los perros van a sobrevivir lo cual no es correcto”, explica Peña.

El equipo de Telemundo 51 Responde salió con el grupo de rescate y vimos a un perro que según una voluntaria, había sido “desechado como basura”. También vimos otro perro que tuvo un final desgarrador.

Las voluntarias dicen que encontraron su cadáver atado a un árbol donde alguien lo dejo al abandono mientras que otro perro mostraba señas de que alguien lo había matado antes de deshacerse de él.

Peña dice que el problema de los perros desamparados está empeorando y que el condado Miami-Dade debe estar haciendo más por controlarlo.

“Desafortunadamente recibimos más animales abandonados de las áreas del condado donde hay vivienda, donde hay desarrollo donde hay pobreza”, explica el director del servicio y control de animales de Miami-Dade, Alex Muñoz.

El mantiene que el número de perros callejeros en todo el condado ha descendido. La agencia recientemente comenzó a colocar carteles alertando a la comunidad que abandonar un animal es un delito. Por su parte, las voluntarias siguen patrullando las calles, alimentando a perros hambrientos que han quedado a la deriva.

Tanto el condado como grupos de rescatistas dicen estar tratando de combatir este problema, pero no de la misma manera. Las voluntarias dicen que los perros callejeros necesitan rehabilitación mientras que el condado piensa que a veces estas voluntarias fomentan el problema al estar alimentándolos en la calle.

Lea la noticia completa en Telemundo 51 – Miami

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*