Si tienen una ventaja los taxis tradicionales sobre Uber, es que sus tarifas siempre son las mismas. Eso no es cierto para Uber. Cuando la relación entre los pasajeros que solicitan el servicio y el número de unidades disponibles en un área se vuelve insostenible, la aplicaciób incrementa las tarifas e informa a los usuarios que tendrán que pagar más.

Miami Beach es, por supuesto, uno de los mejores destinos para fin de año en el mundo, por lo que no debería ser una sorpresa que la zona se vería afectada por el aumento de precios en la noche mas concurrida. Sin embargo, la oleada de precios ese fin de semana se infló tanto que muchos usuarios indicaron en las redes sociales que nunca habían visto tasas tan altas.

El corresponsal de CNN Brian Stetler estaba en Miami Beach ese día y encontró que al tratar de solicitar el servicio, el precio había alcanzado 9.9 veces la tarifa regular.

Lea la noticia completa en Miami New Times

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*