Miami Heat

Tras  la espectacular victoria del martes, el Heat de Miami saldrá esta noche (9 p.m.) con toda la agresividad que le caracteriza para darle la estocada final al fiero Thunder de Oklahoma City, en la Arena AmericanAirlines, y de este modo conquistar el ansiado título de la NBA.

Pero no se puede confiar, ni mucho menos celebrar antes de tiempo. El Thunder es un equipo peligroso, mucho más ahora que está herido de muerte, y tratará de aprovechar cualquier signo de debilidad del equipo de Miami, sobre todo si su mejor hombre llega mermado.

LeBron James, quien se ha convertido en todo un símbolo para el Heat, no pudo terminar el cuarto parcial, los calambres en sus piernas colapsaron todo Miami, que ahora reza para que pueda estar listo para este crucial desafío.

“Me siento mejor que anoche, puedo caminar mucho mejor, aunque todavía me lo siento algo, después de jugar a un nivel muy intenso”, comentó el King tras la práctica del miércoles. “Nos preparamos para el juego 5to y no corrimos mucho, así que voy a aprovechar el día para seguir mejorando. Debo estar bien por la noche’’.

En estos playoffs, James ha estado jugando el mejor básquetbol de su vida, lo que lo ha llevado a asumir el liderazgo del equipo.

“Mi enfoque no va a cambiar, he estado muy centrado y estoy decidido a jugar en un nivel alto. Voy a asegurarme de que mis chicos están listos para el Juego 5to”, dijo James. “El entrenador y el cuerpo técnico nos darán un gran plan de juego. Y me aseguraré de que yo y mis compañeros estemos listos para ejecutarlo”.

E Heat sólo necesita ganar el partido del jueves en Miami para conquistar la corona y James es muy conciente de ello.

“Yo veo a este como nuestro próximo partido y nada más. No quiero ponerme más presión. La naturaleza humana hace pensar de forma automática, ¿qué vamos a hacer después de la victoria. Yo no estoy allí y no estaré hasta que el marcador refleje que hemos ganado”, dijo LeBron, “Soy el líder de este equipo, y aunque me siento cómodo en mi juego, no me sentiré realmente feliz hasta sellar esto. El Juego 5to es un 7mo para nosotros”.

En términos similares se expresó su amigo y compañero de equipo Dwyane Wade con respecto al decisivo encuentro.

“No pienso que sea duro mantenernos enfocados, entendemos que este momento es el más grande y estamos entusiasmads con la posibilidad de jugar mejor, tanto ofensiva como defensivamente”, dijo Wade. “Nosotros no hemos jugado nuestro mejor juego todavía, nosotros nunca estamos demasiado alto, ni demasiado bajo, nosotros tratamos siempre de estar en nuestro momento”.

El entrenador del Heat, Erik Spoelstra, espera tener a su equipo listo para el transcendental choque.

“Va a ser otra batalla.de 48 largos minutos. Tenemos que prepararnos para eso”, manifestó Spoelstra, tras el entrenamiento. “Fue un día normal de trabajo, sesión de video, algunas prácticas físicas, y ahora vamos a tratar de descansar y conseguir nuestros cuerpos y mentes llegue de modo adecuado para esta mañana [hoy] por la noche, para la gran batalla”. (El Nuevo Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*