LeBron JamesEl Heat de Miami podría poner la serie en punto de mate esta noche (9 p.m.) si logra derrotar al peligroso Thunder de Oklahoma.

El quinteto de la Capital del Sol, a pesar de no estar muy bien a la ofensiva, se la ingenió para salir airoso en el enfrentamiento del domingo en el AmericanAirlines Arena y este martes, alentado por su público, espera repetirle la dosis a su rival .

“Vamos a entrar en un juego de cuatro en nuestra cancha con mucha experiencia en este tipo de situación”, dijo LeBron James. “Estaremos listos. Nos encanta el desafío”.  

Pero no será nada fácil, sobre todo después de que los jugadores de Oklahoma tomaran buena nota de sus errores, que seguro no repetirán en un juego en que saldrán con un mayor sentido de urgencia.

“Es una dura derrota, pero esto no ha terminado Tenemos que estar listos para el próximo partido”, dijo Kevin Durant, el astro del Thunder. “Estoy tratando de jugar agresivo en ambos lados y me estoy teniendo problemas de faltas, así que sólo tengo que jugar el próximo partido más inteligentemente”.

Los jugadores del Heat deberán tener todo esto en cuenta y prepararse como si el cuarto fuera el séptimo de la serie, ya una victoria inclinaría la balanza 3-1 a su favor y le bastaría ganar uno de los siguientes tres juegos para encargar los anillos de campeones.

“Los juegos 1,2 y 3 quedaron atrás, tenemos que avanzar y estar listos para el cuarto juego”, comentó Dwyane Wade. “Nuestro trabajo es proteger nuestra cancha tan bien como lo hemos hecho durante todo el año, donde fuimos el mejor equipo en eso”.

Para ello deberá mejorar muchos aspectos de su juego. No siempre se gana encestando sólo el 37.8 por ciento de los tiros de campo, con apenas cinco canastas fuera de la pintura (16.1%), además no siempre aparece un héroe inesperado para anotar triples.

Tampoco los jugadores de Miami pueden contar con que su rival cometa tantas faltas infantiles, ni mucho menos en que los árbitros se las piten.

Por otra parte deberá continuar trabajando en hacer su defensa aún más férrea, en cuidar más la pelota y sobre todo en las entradas al aro, aspectos en que han mejorado significativamente.

El Heat está jugando bien agresivo y ha estado muy bien en la pintura, en la batalla de los rebotes y en los tiros libres, factores determinantes para alcanzar la victoria; pero no pueden confiarse.

Nadie como ellos conoce lo perjudicial que puede llegar a ser el exceso de confianza cuando la serie se encuentra 2-1 a su favor. En las últimas 12 finales 11 veces el ganador del juego 3 ganó la serie y sólo en una ocasión no fue así, el año pasado cuando el Heat perdió contra los Mavs.

“Somos un equipo totalmente diferente de lo que fue el año pasado cuando la serie estaba 2-1”, dijo James. “Somos conscientes de lo que se necesita para ganar, hemos utilizado eso como motivación, y vamos a seguir utilizándolo”.

Aunque en esta ocasión el quinteto de Miami juega en la AAA, y parece haber encontrado ciertas debilidades en el Thunder, un equipo que funciona a una velocidad de vértigo durante todo el partido.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*