El Consulado de Venezuela en Miami tiene un gran espacio de oficina en Brickell, una oficina que no se ha tocado y ha estado vacía durante cuatro años.

El gobierno de Venezuela retiró al personal consular de Miami después de lo que percibían como “extrema preocupación” por el aumento de las amenazas contra empleados consulares.

Esto se produjo después de una discusión diplomática en la que el fallecido presidente Hugo Chávez suspendió los servicios consulares en represalia por la decisión de Washington de expulsar de Miami a la Cónsul General Livia Acosta Noguera, tras una investigación del FBI que la acusó de estar implicada en un ataque cibernético contra EEUU.

Un aviso publicado en la puerta frente al consulado explica la retirada, culpando al gobierno de Estados Unidos por las amenazas.

La oficina venezolana tiene 7,940 pies cuadrados, tiene un contrato de arrendamiento de diez años. El gobierno venezolano sigue pagando el alquiler a Florida East Coast Realty, propietaria del edificio. El espacio en el cuarto piso de 1101 Brickell Ave. no se ha utilizado desde la partida del personal.

Al principio, el gobierno venezolano se negó a pagar el alquiler después de desocupar el espacio, pero después que Tibor Hollo, presidente de Florida East Coast Realty, amenazara con demandar, el gobierno reanudó el pago del alquiler.

Lea la noticia completa en miamitodaynews

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*