Inauguraciones de última hora y propaganda de los logros de la revolución bolivariana del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, han marcado el último tramo de la campaña hacia el 7 de octubre, mientras la oposición arrecia en sus críticas contra lo que califica de “cháchara” y promesas incumplidas.

Una semana antes de las presidenciales, el debate se ha centrado en los logros o desaciertos desde que Chávez llegó al poder en 1999, dejando en segundo plano el escenario postelectoral, que para el oficialismo supone continuar con sus programas sociales mientras que la oposición lo plantea como un viraje hacia el progreso.

A escasos días para que 19 millones de venezolanos acudan a las urnas, los actividades oficiales encabezadas por ministros u otros funcionarios se han mezclado con los espaciados actos de campaña de Chávez, quien, además, ha encabezado cadenas obligatorias de radio y televisión para inspeccionar, por ejemplo, obras en construcción.

“Lo que está en juego el 7 de octubre no es si asfaltaron o no la calle”

Entregas de viviendas en el estado Bolívar (sur) por el ministro de Defensa, Henry Rangel Silva, o la ministra para las Comunas, Isis Ochoa, en Sucre (este) han tenido lugar en estos días en los que también se espera, según dijo Chávez, la inauguración de un sistema de autobuses articulados en Caracas que se construye desde 2008.

 

En el día a día capitalino se ha hecho común que obreros ultimen detalles de fachadas o levanten en pocas semanas edificios como parte de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que, según el ministro para Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, ha entregado 252.767 viviendas entre 2011 y lo que va del año.

Dicha misión arrancó en marzo de 2011 con la meta de acabar en 2019 con el déficit de 3 millones de unidades que existe en el país y para ello se han levantado edificios o casas en asociación con Irán, Bielorrusia, China, Brasil y otros países.

De forma paralela el ministro para las Industrias, Ricardo Menéndez, se reúne con pequeños y medianos empresarios de la confección y el calzado, la inspección a una empresa de autopartes, y se anuncia la creación de una empresa papelera o la reactivación de una productora de plátano (banano).

Frente a esto, la oposición ha puesto el dedo en los últimos días de campaña en lo que consideran “promesas incumplidas” del Gobierno y su aspirante presidencial, Henrique Capriles, insiste en criticar la “cháchara” oficial.

“Catorce años de promesas incumplidas ¿Vas a permitir que sean 20?”, preguntó Capriles en un reciente discurso en la ciudad de Maracay (centro), al defender que representa un nuevo liderazgo y encarna “el progreso”.

Capriles, quien ha recorrido en lo que va de campaña más de 250 localidades, ha dicho hasta el cansancio que el Gobierno han incumplido sus promesas de crear fábricas, construir autopistas, obras eléctricas, puertos, líneas férreas e infraestructura para impulsar el turismo.

“No hay nada de eso, mi hermano”, dijo recientemente Capriles en Sucre (este), y remarcó que “el pueblo se cansó de las promesas” escuchadas durante “casi 14 años”.

Mientras, el equipo de campaña del líder opositor organizó esta semana un acto que denominó “Petrochequera de Chávez” para denunciar que la actual Administración “regaló” 260.000 millones de bolívares (unos 60.465 millones de dólares) a 26 países, cifra que incluyó, según la prensa local, unos 18 millones de dólares para una película del actor estadounidense Danny Glover.

Chávez, por su parte, hizo este viernes durante un acto de campaña en Maturín una “autocrítica” y hasta aseguró que de ganar enmendará las cuentas pendientes y llevará a cabo las promesas incumplidas.

“Uno de mis compromisos para el próximo periodo”, de 2013 al 2019, es mayor “eficiencia en la gestión de Gobierno”, afirmó ante sus seguidores a quienes les recordó que “lo que está en juego el 7 de octubre no es si asfaltaron o no la calle” sino “la vida de la patria”. (EFE)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*