El inversionista de propiedades más famoso del país pronto estará operando el complejo turístico de golf en Doral.

Donald Trump anunció oficialmente que su compañía pagaba $150 millones para comprar, de una bancarrota, el centro turístico de golf del Doral, una transacción de alto perfil que seguramente dará mucho de que hablar en el país durante el certamen Cadillac World Golf Championship, que se celebrará allí la semana próxima. Famoso por su campo de golf Blue Monster, el Doral recibe cada año a los más destacados golfistas profesionales del país para un torneo de cuatro días. Trump, apasionado del golf, planea estar allí este año.

Como parte del acuerdo, Trump insistió en la salida del Marriott como operador que ha sido del Doral durante largo tiempo, de manera que su compañía pueda operar la propiedad. Dijo que gastará otros $150 millones en renovar el hotel de 692 habitaciones y en rehacer los cuatro campos de golf que hay allí. Su equipo considera que el Doral se está desempeñando muy por debajo de su potencial, y una declaración emitida el lunes por su oficina de New York se refirió a la cuestión del subdesempeño del centro turístico, que data de 1962:

“Cuando el Doral se abrió por primera vez, fue considerado un excelente centro turístico”, dijo Trump. “La combinación de la increíble ubicación de la propiedad en el corazón de Miami y nuestra muy significativa inversión en mejorar el centro, nos permitirá devolver el Doral a su antigua gloria, si no sobrepasarla. Cuando esté terminado, el Doral será el mejor centro y club de golf en el país”.

Trump dijo que ha contratado a Gil Hanse, un destacado diseñador de campos de golf, para rehacer los cuatro campos que son parte del complejo del Doral. Un quinto campo, el Great White, diseñado por Greg Norman, fue retenido por el vendedor, un fondo de cobertura de New York, con el fin de utilizarlo como centro de una futura urbanización inmobiliaria.

Trump y Marriott no respondieron a solicitudes de entrevistas el domingo.

El fallo emitido la semana pasada por un juez de bancarrotas casi aseguró que Trump tendría éxito en la compra de Doral. Los otros postores tenían hasta el lunes para superar la oferta del Trump, y el cierre del negocio trajo el anuncio de Trump de que compraba la propiedad de varios pisos. Nadie más ha surgido como un posible postor, y la semana pasada un juez de bancarrotas de New York despejó el camino para un arreglo con Marriott sobre su pago por la terminación anticipada.

El complejo de Doral ha estado en bancarrota desde comienzos del 2011, cuando el fondo de cobertura dueño de la propiedad, Paulson & Co., se acogió al Capítulo 11 como una manera de defenderse de los acreedores. Paulson tomó el control del Complejo de Doral y adquirió una cadena de centros turísticos en todo el país.

Trump dijo que su compañía comenzará a operar la propiedad en junio, y mantendrá el lugar abierto durante los cerca de 18 meses de las renovaciones. (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*