Doral Golf ResortEl promotor inmobiliario y personalidad de los programas de reality TV Donald Trump acordó comprar el Doral Golf Resort & Spa por $170 millones.

Pero Trump, cuyo nombre engalana tres casinos de Atlantic City, dijo que un reciente intento para legalizar el juego de azar en más localidades del Sur de la Florida no está en sus planes para el centro vacacional de 693 habitaciones.

“Esto realmente no tiene nada que ver con el juego”, dijo Trump.

Una fuente con conocimiento de los planes aseguró que la Organización Trump invertirá al menos $150 millones en mejorar el hotel de casi 50 años de antigüedad, que se declaró en bancarrota en febrero.

El acuerdo con Trump se presentará la semana próxima en la Corte federal de Bancarrota en Nueva York, y aún habrá una subasta para el centro vacacional en el Doral en busca de las mejores ofertas. Hasta ahora no hay otros participantes en la subasta, de acuerdo con Michael Ashner, gerente de Winthrop.

La presentación de la bancarrota previno el pago de $1,000 millones en hipotecas y $525 millones en deuda de créditos. El centro vacacional alcanzó el mes pasado un acuerdo con un prestamista afiliado con MetLife Inc. que permite la reorganización para continuar hasta septiembre del 2012.

CNL Hotels & Resorts Inc. de Morgan Stanley era el dueño del centro vacacional antes de la ejecución hipotecaria del 28 de enero.

Construida en 1962, la propiedad está en un terreno de 650 acres con un complejo de piscinas, tobogán de agua y cinco campos de golf. Mejor conocido por albergar un torneo anual de golf, el hotel administrado por Marriott es también otro destino popular para grandes grupos, reuniones y eventos locales.

Trump ha adquirido al menos nueve propiedades de golf en Estados Unidos después de dejar en el 2005 de usar en gran su propio dinero para comprar bienes raíces. Trump ha visitado el Doral en el pasado, pero no lo hace desde hace varios años, dijo.

“Pensamos que esto podría ser apropiado para nuestro portafolio y podría ser nuestro deseo regresarlo a su esplendor original”, dijo en una entrevista. “Creo que estamos mejor equipados para regresarlo a los máximos niveles del golf”.

La venta incluye cuatro de los cinco terrenos de golf del centro vacacional; el terreno Great White no forma parte del trato. El torneo anual se celebra en el Blue Monster.

Scott Brush, consultor de hoteles en Miami, dijo que la adquisición y las renovaciones podrían ser buenas para el hotel y toda el área: “Es un ícono de Miami y no ha estado en su mejor momento en los últimos años”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*