El presidente de la Corporación Tachirense de Turismo,  Estado fronterizo de Venezuela con Colombia, Santiago Contreras, manifestó que el nuevo decreto con Rango, Valor y Fuerza de la Ley Orgánica de Turismo terminará de desmantelar a la industria turística nacional, porque en lugar de estar orientado en su espíritu y objetivos a propender el crecimiento y consolidación del sector, busca castigar a los prestadores de servicios turísticos y acentuar viejas formas socialistas de gestión, en concordancia con el proyecto político del Presidente Chávez de crear un estado comunal, donde los empresarios del sector y los emprendedores no son apoyados ni tomados en cuenta.

“Este instrumento legal, recién aprobado por el primer mandatario nacional, no fue consultado con nadie y tiene un marcado tinte sancionatorio y centralista, que pretende imponerle a los estados y municipios, así como a la industria turística del país, un modelo económico atrasado”, afirmó Santiago Contreras.

Calificó de “ley anacrónica y dañina, destinada a seguir perjudicando nuestra economía y particularmente al sector turístico nacional, porque hace a Venezuela menos competitiva como destino turístico, cuando aquí lo que necesitamos es más inversiones en infraestructura y mantenimiento, seguridad jurídica y ciudadana, formación y capacitación del sector además, de una estrategia inteligente de mercadeo y promoción para ganar mercados”.

No es posible que una ley como esta, que regulará la industria turística nacional se haya fabricado en los laboratorios leguleyos de Miraflores, de espaldas al país y al mundo, desconociendo las tendencias de la industria mundial, en un país como el nuestro que tiene todo para convertirse en una potencia turística para generar miles de empleos productivos y aumentar los ingresos del país”, apuntó.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*