Fast EddieEl joven Lee, de 22 años, acaba de descubrir que todo lo que sabía de su padre era una mentira. Ni se llama Michael ni era la persona que pensaba. Su verdadera identidad es la de Edward Maher -apodado ‘Fast Eddie’ y, hasta esta semana, era uno de los fugitivos más buscados por la justicia británica, sospechoso de haber cometido el ‘robo perfecto’, por el que se embolsó en 1993 un botín de 1,5 millones de dólares procedentes del Lloyds Bank.

Maher conducía el furgón que transportaba el dinero y se ‘esfumó’ del Reino Unido sin dejar rastro. Abandonó el vehículo y desapareció. Al principio los investigadores sospecharon que había sido secuestrado. Pero tras rastrear su casa y el furgón, no detectaron ningún rastro de violencia. El caso es que nunca más se supo de él. Hasta ahora, que su huída de dos décadas ha terminado en Ozark, Missouri (EEUU).

La policía de esta localidad estadounidense recibió un soplo que alertaba de que Eddie, de 56 años, podía ser el famoso fugitivo. Llamaron entonces al FBI, compararon las fotos con las de 1993, tiraron del hilo y, así, empezaron a echar por tierra el hasta ahora robo perfecto.

Según informa ‘The New York Times’ Maher trabajaba en Estados Unidos instalando cables, después de haberse declarado en bancarrota en 2010. Vivía con su mujer y sus dos hijos, entre ellos Lee, al que ni siquiera le habían dicho que nació en Reino Unido y no en EEUU. No obstante, a pesar de haber vivido en una mentira, Lee defiende a su progenitor, al que califica de “un padre estupendo”.

El jefe de policía de Ozark, Lyle Hodges, en declaraciones recogidas por ‘Daily Mail’, reconoce que el fugitivo nunca hizo nada “que llamara la atención. Sólo empezamos a investigarle cuando un miembro de su propia familia le contó a un vecino detalles sobre su pasado y entonces esa persona nos llamó”.

‘Fast Eddie’ no puso resistencia cuando fueron a detenerle, bajo la acusación de ser un inmigrante ilegal y tener armas de fuego. Ahora que se ha puesto fin a su ‘leyenda’, puede ser extraditado al Reino Unido. (El Mundo.es)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*