Fiscal estatal Katherine Fernández RundleCuatro hombres fueron arrestados y acusados de integrar una organización criminal dedicada a prostituir a menores de edad reclutadas en albergues juveniles de Miami-Dade, informó  la fiscal estatal Katherine Fernandez-Rundle.

Los acusados son Eric George Earle, de 29 años, conocido como “E-Nasty”, Willie Calvin Bivens, de 65 años, llamado “Tank”, Anturrell Nathaniel Dean, de 30 años, y David Zarifi, de 34 años.

“Estos delincuentes estaban involucrados en una red de tráfico humano”, dijo Fernández-Rundle. “Ellos reclutaban a jóvenes vulnerables, con un pasado muy sufrido, para trabajar en la prostitución”.

Todos los acusados enfrentan cargos bajo la ley de organizaciones criminales (RICO) por chantaje, conspirar para cometer chantaje, reclutar a menores de edad para prostituirlas y mantener relaciones sexuales con menores de edad.

Las autoridades han documentado los casos de cuatro víctimas, de 15 a 17 años de edad, que eran reclutadas por otra joven que también vivía en los albergues juveniles y que fue identificada con las iniciales S.S., de 16 años.

Para seducirlas los hombres les obsequiaban regalos y dinero en efectivo, indicó Fernández-Rundle durante una conferencia de prensa en la sede de la fiscalía. Los clientes pagaban $100 por los servicios sexuales. De ese dinero, ellas recibían de $30 a $40.

“Les hacían regalos, falsas promesas y les daban afecto, inventando todo con la intención de aprovecharse de su inocencia”, agregó. “Cuando las tenían envueltas en esta red criminal, las manipulaban y las intimidaban”.

Los miembros de la red enviaban mensajes de texto y llamaban a las adolescentes por teléfonos celulares que les habían proporcionado y acordaban las citas en un edificio de Homestead que servía como burdel, según The Miami Herald.

Fernández-Rundle dijo que además de prostituir a las adolescentes con varios clientes, los hombres también se aprovecharon sexualmente de ellas.

“Es muy alarmante que algo así esté pasando en nuestra comunidad”, manifestó. “Sin embargo, estos arrestos demuestran la realidad con la cual hoy en día tratamos”.

La investigación policial comenzó el 1ro. de diciembre, luego de que una empleada del Departamento de Niños y Familia (DCF) reportó que había escuchado a una adolescente del programa de albergues cuando le proponía a otra jovencita “ganarse un dinero” a cambio de prostituirse.

El detective Marcus Bracci, de la Policía de Miami-Dade, entrevistó a una de las víctimas, identificada sólo como M.D., de 17 años. Ella le entregó fotografías que tenía grabadas en su teléfono celular que mostraban varias imágenes tanto de ella desnuda como cuando mantenía relaciones sexuales con Zarifi.

La directora regional para Miami Dade del DCF, Esther Jacobo, dijo que las víctimas continuaban bajo el cuidado de esa agencia y se encontraban recibiendo terapia psicológica.

“Seguimos dándoles tratamiento y ayudándolas a superar estos momentos tan difíciles”, manifestó Jacobo.

Jacobo calificó el caso de “difícil” pero destacó la labor de la fiscalía y de la policía de Miami Dade para ayudar a proteger a las víctimas y a combatir a este tipo de criminales.

“Esperamos que se pueda destinar más recursos para prevenir que más casos de este tipo vuelvan a ocurrir en el futuro”, dijo Jacobo.

Fernandez-Rundle agregó que Jean LaCroix, investigador sobre abuso infantil del (DCF), no estaba involucrado en el caso, como lo dijeron fuentes de The Miami Herald. LaCroix fue colocado bajo licencia administrativa mientras la policía y los fiscales investigan acusaciones de que en varias ocasiones tuvo relaciones sexuales con una adolescente que se encontraba bajo su cuidado.

“Este señor no tiene que hacer nada con esta investigación. Es un caso completamente separado”, aseguró Fernandez-Rundle. “La investigación sobre él sigue. Espero que en el futuro muy cercano tengamos un anuncio para todos ustedes”. (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*