Robo de identidadEsta semana, agentes federales realizaron un operativo policial por todo el sur de la Florida en el que arrestaron a unas 40 personas. Todas fueron acusadas de delitos de robo de identidad y de fraude en las declaraciones de impuestos.

El fiscal Wifredo Ferrer dijo que el operativo es el más grande que se ha hecho desde que en agosto del 2012 su oficina creó un grupo especial para enfrentar este tipo de delitos.

“Estos fraudes siguen siendo los más terribles y de más rápido aumento y su objetivo es robarnos el dinero de los impuestos”, le dijo Ferrer el jueves a The Miami Herald. “Pero estamos contraatacando. Queremos mandarle un mensaje a los delincuentes antes de que comience la temporada de preparación de impuestos que ya se acerca”.

Entre los acusados que comparecieron ante una corte federal de Miami se encuentra un hombre del oeste del Condado Miami-Dade que hace 10 años sufrió una paliza a manos de la policía de Sweetwater y luego le ganó una demanda de $2 millones a la ciudad.

Sin embargo, en estos momentos, Peter Michael Daniel, de 29 años, no tiene un centavo.

Daniel declaró que no tenía ingresos ni recursos monetarios, de modo que un magistrado le asignó un defensor de oficio federal para que lo represente.
“¿Qué ocurrió con todo el dinero?”, preguntó su padre, Roberto Daniel, afuera de la corte. “No lo sé. Mi hijo era muy joven cuando recibió el dinero. Pero lo gastó y ahora no tiene nada”.

Daniel se declaró inocente de un cargo de tener por lo menos 15 números de Seguro Social pertenecientes a otras personas. Por lo general, estos números se utilizan o se venden para preparar declaraciones de impuestos falsas, aunque Daniel no fue acusado de desfalco al Servicio de Rentas Internas (IRS).
Daniel, que vive con su madre cerca de Sweetwater, salió en libertad con una fianza de $100,000 que le fijó el juez William Turnoff. El padre del acusado, divorciado de la madre, también firmó la fianza.

Daniel y otros 44 acusados, de distintas ciudades, desde Homestead a Miami y Pompano Beach fueron acusados en los últimos días de presentar declaraciones de impuestos falsas por $38.6 millones. El IRS pagó $11.5 millones en las devoluciones de dinero, y 22,000 identidades fueron robadas.

Esto hace que la cifra total de arrestos en el sur de la Florida sea de 269. Los fiscales calculan que los acusados son responsables de $449 millones en declaraciones de impuestos falsas, $97 millones en pagos del IRS, y 76,700 identidades robadas.

Generalmente los delincuentes del sur de la Florida, Tampa y otras regiones del país roban los nombres, fechas de nacimiento y números de Seguro Social de cualquier persona, entre ellas prisioneros, pobres y hasta niños. Todos resultan blancos muy atractivos ya que no hacen declaraciones de impuestos, de ahí que el IRS no pueda detectar las declaraciones fraudulentas.

Entre los detenidos más notorios se encuentran dos agentes de la policía de Miami que la semana pasada fueron hallados culpables de robar identidades del banco de datos del Departamento de Licencias de Conducción de la Florida con el fin de preparar reclamaciones falsas.

En total, todos los fraudes juntos le han robado al gobierno miles de millones de dólares desde que el delito comenzó a tener proporciones alarmantes desde el 2008, según un informe del Departamento del Tesoro.

Las víctimas del sur de la Florida de estos delitos y otros parecidos son sobrevientes del Holocausto, soldados norteamericanos destacados en Afganistán, pacientes de hospitales y ancianos.

La Florida tiene la tasa más alta de robo de identidad de todo el país, con 361 quejas por cada 100,000 residentes el año pasado, de acuerdo con la Comisión de Comercio Federal. Sin embargo, la tasa del estado floridano palidece si se compara con la del área de Miami, que reporta 645 quejas por cada 100,000 residentes.

 

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*