Un programa de Hallandale Beach que desvió cientos de miles de dólares en subsidios y contribuciones a grupos comunitarios es uno de los principales focos de atención de la abarcadora investigación de prácticas de administración de la Ciudad por parte del inspector general de Broward.

EL CANDIDATO a comisionado en Hallandale Beach, Anthony Sanders y su esposa, Jessica analizan los resultados electorales en internet. Documentos obtenidos por Broward Bulldog muestran que el inspector general obtuvo archivos de la ciudad sobre ocho organizaciones comunitarias, varias de las cuales están vinculadas al comisionado de la ciudad Anthony Sanders o su esposa, Jessica. Los documentos incluyen información sobre pagos de la ciudad a Jessica Sanders y otros asociados con los grupos.

Aunque los archivos indican que la pesquisa del inspector general es polifacética, los investigadores parecen estar dedicando mucha atención a los subsidios y contribuciones caritativas de la Ciudad hechas a través de su programa Community Partnership Grants.

Archivos de la Ciudad muestran que estas dádivas aumentaron en un 60 por ciento durante los últimos tres años, de $400,000 en el año fiscal 2009-2010 a $647,000 este año.

“A medida que la situación económica se empeoraba, la Ciudad vio una mayor necesidad de servicios en la comunidad, lo cual se corresponde directamente con el aumento de peticiones a la ciudad”, escribió el administrador de la ciudad Mark Antonio en una carta. El añadió que para el 2012 “dos equipos de profesionales que no eran empleados de la Ciudad” revisaron 29 solicitudes.

Documentos disponibles de la ciudad muestran que en el 2010 y el 2011, los subsidios y donaciones de la ciudad no especificaron de dónde salía el dinero: el fondo general, la Agencia de Reurbanización de la Comunidad (CRA) o el fondo del Law Enforcement Trust. Pero este año, tras una reforma de la CRA aparecían como sigue: fondo general, $256,130; CRA, $274,600; y Law Enforcement Trust Fund, $116,654.

El inspector general pidió los archivos de estos beneficiarios del programa:

• Eagles Wings Development Center Inc., programa de entrenamiento laboral y servicios sociales, $50,000 en los últimos dos años.

• Greater Mt. Everett Resources & Learning Center, un programa de entrenamiento de la fuerza de trabajo para la construcción, $61,000 este año.

• Lampkin’s Creative Arts for All LLC, incluyendo a Dizzy Fingers School of Excellence, Inc., programas de entrenamiento juvenil para el desarrollo en las artes, $50,000 este año.

• Palms Center for the Arts, Inc., programa juvenil de preparación para las artes y el trabajo, $107,000 en los últimos tres años.

• Palm Community Action Coalition, programa de asistencia comunitaria, $26,000 en dos años.

• Palms of Hallandale Beach Weed & Seed, un programa de prevención delictiva y urbanización de la comunidad asociado con el Departamento de Justicia, $143,000 en los últimos tres años.

• Phileo Outreach Ministries Inc., programa para rehabilitación juvenil, $45,000 en los últimos dos años.

• Zamar School of Performing Arts, Inc., $25,000 hace dos años.

Archivos corporativos estatales de Eagles Wing listaron al comisionado de Hallandale Beach Anthony Sanders como presidenta y su esposa, Jessica, como directora, en el 2009. En el 2010 y el 2011, Jessica apareció listada como directora, pero Anthony Sanders no aparecía mencionado. El fue designado a la comisión de la ciudad el 8 de septiembre del 2008 para llenar un puesto vacante.

Jessica Sanders tiene además vínculos con otras dos agencias sin afán de lucro en la lista del inspector general, según archivos públicos.

Ella es un contacto de Palms Community Action Coalition, la cual se conocía hasta abril del 2011 como Palms Community Development Corporation. Jessica Sanders, como “coordinadora interina del lugar” de Palms of Hallandale Beach Weed and Seed, asistió a una reunión de la comisión de Hallandale Beach el 14 de julio del 2011 antes de una votación para otorgar un subsidio de $45,000 a su grupo. “El vicealcalde Sanders se retiró del estrado durante su presentación y se recusó de votar”, dicen las actas.

En una entrevista hecha esta semana, el comisionado Sanders indicó que se sentía perplejo con relación a la pesquisa del Condado.

“No puedo responder por qué están pidiendo los archivos”, dijo. “Están estudiando las agencias sin afán de lucro. No me importa que estén estudiando Eagles Wings. Es un servicio a la comunidad, y siempre lo ha sido… programas de alimentos, entrenamiento laboral y otros servicios”.

Sanders indicó que él podría reunirse pronto con investigadores de la oficina del inspector general.

Jessica Sanders dijo que no ha habido conducta indebida alguna, y señaló que ella ha entregado algunos archivos a los investigadores de la oficina del inspector general. Dijo que ella y su esposo “se han “mantenido aquí para hacer un trabajo positivo. Nosotros hacemos un trabajo necesario”.

“No me preocupa la pesquisa”, añadió.

Sus ingresos del programa Weed and Seed no provinieron de los fondos de la ciudad, sino del Departamento de Justicia, el cual respaldó el programa. Dijo que, en varias ocasiones, la junta directiva de Weed and Seed le pidió que operara el programa cuando los administradores del grupo no hicieron el debido trabajo.

Los investigadores del Condado buscaron además información sobre pagos hechos por la ciudad a Nellie Bacon, Clara Brown, Deborah Brown, Selinda Washington-Jackson y Jacquelyn Rosenau.

Según los archivos corporativos estatales, Rosenau es directora de Eagles Wing. Clara Brown es la secretaria corporativa de Palms Community Action Coalition. Deborah Brown era presidenta de Palm Center for the Arts en el 2011, y directora de Zamar School en el 2011. Washington-Jackson trabaja para Weed and Seed. Rosenau trabajaba antes para la agencia. (William Gjebre/BrowardBulldog.org )

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*