Integrantes del movimiento opositor dentro y fuera de Cuba denunciaron que el estado de salud de la activista Sara Marta Fonseca es delicado debido a los golpes recibidos durante su arresto y a una huelga de hambre que comenzó hace seis días para exigir su libertad incondicional.

“Hace apenas una hora quSara Marta Fonseca, disidente cubanae pude verla, ella se encuentra en un estado crítico, se ve muy demacrada, ha perdido peso y tiene un fuerte golpe en la columna vertebral, puede pararse pero con dificultad”, informó desde La Habana, Julio León Fonseca, hijo de la pareja detenida. “Se mantiene en huelga de hambre”.

Fonseca es portavoz nacional del Frente de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo. Fue detenida hace una semana junto con su esposo, Julio Ignacio León Pérez, en el barrio de Río Verde, en el municipio habanero de Boyeros. Pérez se encuentra ingresado en la Sala de Penados del Hospital Militar Carlos J. Finlay con bajos niveles de azúcar en la sangre.

En Miami más de 50 organizaciones en el exilio, agrupadas en la Asamblea de la Resistencia, informaron que al menos dos miembros del Frente fueron detenidos por acompañar a la familia de Fonseca a la estación de policía donde la defensora de derechos humanos permanece encarcelada.

La situación interna puso en alerta a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). En un comunicado, el presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, responsabilizó al gobierno cubano de la situación de inestabilidad y la situación de los presos políticos.

“La falta de respeto en Cuba a las libertades de expresión, de prensa y de reunión son el reflejo de un régimen arcaico que reprime y hostiga las críticas y las exigencias de cambio de parte de sus ciudadanos”, declaró Marroquín, director del diario guatemalteco Siglo 21.

En La Habana, la ilegal Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), confirmó que el mayor número de arrestos en los últimos 10 años contra el movimiento opositor y periodistas independientes se registró en septiembre. Elizardo Sánchez, director del CCDHRN, documentó más de 400 arrestos arbitrarios en toda la isla.

Sánchez también dijo que las intervenciones policiales no sólo afectan a los opositores que critican al gobierno de Raúl Castro, sino a la sociedad civil en su conjunto al crear un clima de temor generalizado.

El martes fueron golpeados e insultados por agentes de seguridad Martha Beatriz Roque, de 66 años, dirigente de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, y Arnaldo Ramos Lauzurique, ex preso político y de 69 años. (El Nuevo Herald)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*