En una ceremonia marcada por constantes referencias a la pérdida de libertades en el país gobernado por Hugo Chávez, líderes de Miami y congresistas estadounidenses declararon el 13 de abril el  Día del Exiliado Venezolano, develando una estatua de Simón Bolívar en Doral y celebrando los esfuerzos de esa comunidad por recuperar la democracia en la nación que vio nacer al prócer. Día del Exiliado venezolano

El evento contó con la participación de los congresistas por el Sur de Miami, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, así como el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, el comisionado por el Condado de Miami-Dade José, Pepe, Díaz, y otras personalidades del Sur de Florida.

“Bolívar fue una figura crucial en la historia y la celebración de su persona, de quien dedicó su vida a la lucha por la libertad y a la lucha por la independencia, sirve como una fuente de inspiración para todos nosotros y en particular para todos los exiliados de América Latina”, expresó Ros-Lehtinen a pronunciar unas breves palabras durante el evento.

“La imagen del libertador es mal usada por Chávez, es mal usada por [el presidente boliviano] Evo Morales, es mal usada por [el presidente ecuatoriano] Rafael Correa, así como los hermanos Castro mal usan el nombre de José Martí. Pero así como José Martí no tiene nada que ver con la tiranía de los hermanos Castro, Simón Bolívar no tiene nada que ver con la tiranía de Hugo Chávez”, añadió.

El evento cargado de simbolismo conmemoró por un nuevo año el creciente flujo de venezolanos que se han volcado sobre la ciudad en los últimos años, algunos de ellos huyendo de la violencia por la que atraviesa la nación petrolera y otros de la revolución socialista emprendida por Chávez.

Es un fenómeno que ha disparado el número de residencias legales que las autoridades estadounidenses conceden a los venezolanos. A lo largo de la década de los ochenta, éstas apenas superaban las 20,000, mientras que en los últimos 10 años ese número rondaba por el orden de los 100,000.

El número de solicitudes de asilos políticos también se han disparado en los últimos años.

En el año 2000, Estados Unidos sólo recibió 47 solicitudes de este tipo por parte de ciudadanos del país sudamericano. Para el 2006, el número había crecido a más de 1,000, según números del Departamento de Justicia.

Díaz Balart celebró la presencia de los venezolanos en Estados Unidos, resaltando que la comunidad “demuestra diariamente que son descendientes de Bolívar”.

“El pueblo venezolano sigue luchando por la libertad de la patria. Y porque sigue luchando, yo estoy convencido de que logrará recuperar la libertad en Venezuela”, comentó el legislador republicano.

“Para mi, es un privilegio poder representar a los valores de este pueblo en Washington en esa lucha que tenemos diariamente todos por la democracia” expresó.

El evento -organizado por la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) y la Unión de Organizaciones Democrática de América (Unoamerica)- también fue celebrado por los expresidentes de Colombia, Alvaro Uribe, y el de Honduras, Roberto Micheletti, quienes enviaron misivas reconociendo la labor del exilio venezolano.

“Qué importante que en esta fecha se devele la estatua del Libertador Simón Bolívar. Sea ocasión para recordar sus palabras: ‘el sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política’”, escribió Uribe en su carta.

“[Es un] mensaje que se convierte en un mandato de no ceder en la defensa de los valores democráticos y en el llamado al fortalecimiento en nuestra naciones de la seguridad, las libertades, la cohesión social, la institucionalidad y la participación pluralista de los ciudadanos”, enfatizó.

El presidente de Veppex, José Colina, expresó gratitud por la hospitalidad que Miami ha brindado a los venezolanos que se han visto obligados a salir del país y señaló que la imagen de Bolívar que ahora reside en Doral servirá para recordar a las futuras generaciones de los valores por los que lucho El Libertador.

“Simón Bolívar nos dio un legado que nos pertenece a todos, y tenemos que defenderlo y llevarlo hacia delante para poder rescatar la libertad y la democracia de Venezuela”, expresó Colina.

“A Simón Bolívar hay que honrarlo, respetarlo y sobre todo reivindicarlo”, enfatizó. (AMD/El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*