Apenas dos días después del arresto en Mallorca, España, del ciudadano cubano José Ernesto Feliú Mora por sus vínculos con Al Qaida, la policía española confirmó que el detenido quiso viajar a Pakistán para recibir entrenamiento militar y mantuvo contacto con un alto dirigente de la red terrorista.

Feliú, de 26 años, se preparó para proveer recursos humanos y materias a Al Qaida en Irak utilizando sus conocimientos de informática. Bajo el seudónimo de Khalid Siyf, apoyó la guerra santa contra Occidente, colgó 1,120 videos extremistas en internet, aprendió árabe y se declaró enemigo de la democracia y Estados Unidos.

“Estoy más que convencido de que la actual maligna, falsa y repugnante democracia de los países cristianos, que hoy en día imponen regímenes dictatoriales y represivos, han copiado la idea de la ley de Alá”, escribió Feliú en su blog Alquranalkerim, con Detenido cubanomás de 1,611 visitas registradas. “Pero lo han hecho mal”.

Según la policía española Feliú intentó trasladarse a Pakistán con el objeto de ser entrenado de manera especial para la manipulación de explosivos y pertrechos de guerra, entre otros. Sin embargo fue interceptado en una escala del viaje y devuelto a España, según el blog Penúltimosdias.com

Feliú fue arrestado el martes en un piso de la calle Sa Serreta de Cala Ratjada, en el populoso municipio de Capdepera. En el operativo la policía halló varias computadoras portátiles y discos duros, memorias USB y tarjetas SD con información sobre el grupo terrorista.

Las autoridades españolas arrestaron a Feliú tras recibir información de los servicios de inteligencia ingleses que indicaban que el cubano había hecho contacto con un alto dirigente de Al Qaida.

La detención movilizó a varios agentes policiales y se realizó con el apoyo de un helicóptero que sobrevoló la zona, según testimonios recogidos por el diario local dBalears.

“Había coches con matrículas tapadas, un helicóptero y policías de paisano”, comentó un vecino. “Debe ser algo muy grande, porque tenían mucho interés en el chaval”.

Otro dijo que participaron agentes encubiertos, al tiempo que comparó las características del arresto de Feliú con el rodaje de una película.

“Sacaron a todos los vecinos de dos bloques, y había guardias civiles por todas partes. Ha sido como de película”

El operativo se realizó en el marco de una investigación iniciada en el 2010.

Feliú vivía junto con su madre y un hermanastro menor de edad. No tenía antecedentes policiales.

Un comunicado de prensa del Ministerio del Interior de España señaló que “había sufrido un proceso de radicalización en los últimos años”. La acusación incluye los delitos de adoctrinamiento, captación y adiestramiento vinculados a las actividades de la red. También se le acusa de distribución o difusión pública de mensajes o consignas dirigidos a provocar, alentar o favorecer la perpetración de delitos terroristas.

“El fin de toda inmundicia se acerca, el fin de toda mentira, el fin de toda maldad y el fin de toda ignorancia y estupidez”, comentó Feliú en uno de sus escritos.

Es la primera vez que un ciudadano cubano es acusado de pertenecer a las filas de Al Qaida. En la red social Facebook, se registró como nacido en la provincia de Holguín el 25 de noviembre de 1986. Su único trabajo conocido fue de recepcionista en el Hotel S’Entrador, del grupo Serrano.

Feliú estaba comprometido, dominaba tres lenguas (inglés, árabe y alemán) y se especializaba en el Corán y la “detección y eliminación de falsas doctrinas y leyes”.

La congresista republicana por Florida y presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Ileana Ros-Lehtinen, declaró que el caso podría reforzar los cuestionamientos sobre el gobierno cubano y sus vínculos con redes terroristas.

Cuba figura en la lista de patrocinadores del terrorismo internacional del Departamento de Estado, conjuntamente con Irán, Siria y Sudán.

“Si bien no puedo decir que es un hecho que Al Qaida tiene vínculos con la tiranía cubana, desde luego, no me sorprendería”, indicó Ros-Lehtinen en un correo electrónico enviado a El Nuevo Herald. “La dictadura cubana estaría encantada de rodar la alfombra roja para Al Qaida”. (El Nuevo Herald)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*