Una nota emitida por el Centro Wiesenthal critica enérgicamente a las autoridades venezolanas “debido a la violencia de una turba contra una sinagoga en Caracas”.

Condenan el que califican como “apoyo declarado de Chávez a Hamas, Hezbolá e Irán”, como una activa “incitación al odio contra los judíos en cualquier lugar”.

Recuerdan que “la sinagoga de Maripérez en Caracas (profanada en enero de 2009) fue agredida el 22 de noviembre, luego del acuerdo de cese del fuego entre Israel y Hamas”.

Explican que los manifestantes entonaron consignas tales como “judíos asesinos, judíos malditos, dejen de matar gente inocente”, cánticos contra el Estado de Israel, y lanzaron pirotecnia contra el predio del edificio.

Judios en Venezuela“Un ataque puede ser producto del antisemitismo local, la reincidencia pone en evidencia la indiferencia, incitación o, peor aún, política gubernamental. ¿Dónde estaba la protección policial prometida por Chávez? Las circunstancias remiten demasiado al pogromo hitleriano de la Kristallnacht en noviembre de 1938”, expresó el Dr. Shimon Samuels (Director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal), según detalló la nota de prensa.

“Los ataques antisemitas en la Venezuela de Chávez fueron señalados como abusos contra los derechos humanos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA”, explica.

Reiteran que esta nueva agresión “debe comprometer a la OEA a intervenir para asegurar una investigación seria y el procesamiento de los responsables. Nuestro Centro se solidariza con la comunidad judía de Venezuela y seguirá monitoreando una situación que amenaza a los judíos a lo largo de Latinoamérica”, según agregó Sergio Widder (Director para America Latina del Centro).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*