Corrió a ratos el maratón de Chicago, caminó la mayor parte del trayecto y apenas cruzó la meta, Amber Miller, de 27 años, inició un nuevo reto: las contracciones de un inminente parto.

Su hija June nació unas siete horas después de que su madre finalizara la competencia de 42 kilómetros.

Con un tiempo de 6 horas, 25 minutos y 50 segundos, la experimentada corredora terminó la carrera a sus 39 semana de embarazo.

Miller aseguró no haber sentido ningún malestar durante su participación. quizá sólo algunas molestias finales en los pies.

“Unos minutos después de que crucé la meta, empecé a sentir las contracciones (…) Ahí me di cuenta qué estaba por suceder”, contó Miller a los medios de comunicación desde el hospital Central DuPage Hospita.

Ocho maratones, dos hijos

La maratonista ha competido en otras siete ocasiones y se trataba de su segundo embarazo.

Según reportan algunos medios, Miller se inscribió en el maratón antes de enterarse de su estado de gravidez.

Esa misma semana, su doctor le autorizó correr la mitad del trayecto y caminar la otra. Y siempre estuvo acompañada de su marido —quien no logró hacer un mejor tiempo que ella.

“Sin haber entrenado para esto, en realidad se quedó un poco atrás”, dijo Miller. “Pero estaba ahí conmigo.”Amber Miller, maratonista

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*