Rafael CorreaCon una arrolladora segunda reelección asegurada, el presidente de Ecuador Rafael Correa se comprometió inmediatamente a profundizar la “revolución ciudadana” que ha sacado a decenas de miles de ecuatorianos de la pobreza.

“En esta revolución mandan los ciudadanos, no el capital”, dijo el economista de izquierda educado en Estados Unidos después de obtener un 56,93% de los votos emitidos el domingo, con la mitad de las juntas electorales contadas. “Que manden las sociedades humanas, no los mercados”, agregó.

Su rival más cercano, el veterano banquero Guillermo Lasso, tuvo un 23,76% de los sufragios.

Con el 50,35% de las actas electorales escrutadas, en el tercer lugar se situó el ex presidente Lucio Gutiérrez, con un lejano 6,05%. El resto se dividió entre los otros cinco candidatos. Lasso reconoció su derrota el domingo.

“Esta noche quiero reconocer el triunfo del presidente Rafael Correa”, dijo Lasso al conocer los primeros resultados oficiales.

Correa “ha logrado la reelección y eso merece nuestro respeto y eso merece el reconocimiento de su triunfo, y vamos a felicitarlo y a felicitar a su organización por haber logrado lo que han logrado esta noche”, agregó.

Correa ha traído una estabilidad sorprendente a esta nación de 14,6 millones de personas y exportadora de petróleo, con un historial de ingobernabilidad que ha visto pasar siete presidentes en la década previa a él.

Con la ayuda de los precios del petróleo, que han oscilado en torno a los 100 dólares el barril, ha elevado el nivel de vida de la clase baja y ha ampliado la asistencia social.

Correa, de 48 años de edad, dedicó su victoria al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, su amigo enfermo de cáncer. Algunos analistas habían dicho que en caso de la falta de Chávez, Correa podría tomar la bandera de la izquierda latinoamericana.

“Valga la oportunidad para dedicar esta gran victoria a ese gran líder que cambió la historia de Venezuela… yo lo admiro mucho (a Chávez)”, dijo Correa.

Correa afirmó en conferencia de prensa previa a la difusión de los resultados oficiales que el desafío de su nueva gestión será “ir más rápido y más profundamente en la misma senda de reducción de la pobreza”.

Consultado por periodistas acerca de los mecanismos y recursos que tiene previsto utilizar para conseguir ese objetivo, no dio respuesta directa.

“Nuestro plan de gobierno ha sido presentado al país y aprobado en las urnas”, aseveró.

“La Revolución Ciudadana ha triunfado, no Rafael Correa. (Hemos ganado) en una sola vuelta y obtendremos (también) una amplia mayoría en la Asamblea”, destacó.

Aseguró que Ecuador tiene una de las economías más exitosas de América Latina. “Nos va bastante bien, hay inversión extranjera, si viene más, mejor, pero lo que nunca vamos a hacer es hipotecar el país en función de esa entelequia llamada inversión extranjera”.

Fiel a su discurso de los últimos años, Correa afirmó: “Lo importante es que aquí no mande el poder mediático, ni la bancocracia, ni los viejos partidos, sino el poder democrático. Con esta revolución mandarán los ecuatorianos”. (AP)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*