Mal tiempo en FloridaEl mal tiempo continuará afectando a las próximas hors al sur de la Florida, de acuerdo a informes meterológicos que atribuyen la culpa a un sistema de bajas presiones de lento desplazamiento que llenó de lluvia el fin de semana y sigue arrojando precipitaciones sobre los condados de Miami-Dade y Broward.

“Probablemente para el jueves las cosas empezarán a secarse un poco”, dijo el meteorólogo Chuck Caracozza, del Servicio Nacional de Meteorología.

Pero esto no signica que los cielos persistentemente nublados hayan sido una mala noticia: la lluvia ha abierto un paréntesis en lo que hasta ahora era una temporada notablemente seca.

Las lluvias en todo el Sur de la Florida han estado durante los últimos seis meses unas 10 pulgadas por debajo del promedio, aunque la región recibe la mayor parte de sus lluvias durante la primavera y el verano.

Las dos a cinco pulgadas registradas durante los últimos días en el sur de los Everglades y en la costa sureste ayudarán a aumentar las reservas de agua y los niveles de los pantanos, según Randy Smith, del Servicio de Acueductos y Alcantarillados del Sur de la Florida.

Pero la mayor parte de la lluvia cayó al sur del lago Okeechobee, que sirve de depósito de agua a la región.

Aunque hubo una alerta de inundaciones en efecto hasta el lunes por la tarde, no ha habido informes de verdaderas inundaciones, incluso en las zonas que suelen ser las más vulnerables a inundaciones, como Sweetwater en Miami-Dade y Hallandale Beach en Broward.

“Este sistema no ha sido problemático”, dijo Smith. “Llovió, después paró. En lugar de caer cinco pulgadas en una hora, se diseminaron”.

Los especialistas en cuestiones hidráulicas dijo que bajar los niveles de los canales en algunas áreas —en previsión de grandes lluvias— ha ayudado también a evitar algunos problemas.

Se pronostica que el martes será mayormente nublado, con una gran probabilidad de chubascos y tormentas. El miércoles también será nublado, aunque con una probabilidad ligeramente menor de lluvias.

Frank Calderón, un portavoz del Departamento de Obras Públicas y Recogida de Basura del Condado de Miami-Dade, dijo que no tenía noticia de que ninguna calle se hubiera inundado en las áreas atendidas por el condado. Calderón dijo que cualquier residente que encuentre situaciones de inundación debe reportarlas llamando al 311.

Las tormentas del fin de semana causaron la cancelación el domingo del último día del Lauderdale Air Show —una tradición de la playa de Fort Lauderdale que había regresado después de una ausencia de cinco años. Los organizadores han prometido aceptar las entradas al espectáculo del domingo durante el evento del próximo año. (The Herald)

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*