Mario Diaz BalartSi bien no existe aún una propuesta concreta a discutir como posible ley sobre una reforma migratoria, los criterios que trascienden permiten conocer las opiniones predominantes tanto en líderes republicanos como demócratas, entre los que el denominador común consiste en la necesidad de esfuerzo y entendimiento mutuos para resolver el complejo tema.

El congresista republicano del distrito 25 en el sur de la Florida Mario Diaz-Balart tiene una opinión muy específica sobre la posibilidad de concretar una reforma migratoria en EEUU y acerca de sus argumentos conversó con Diario Las Américas.

En la opinión de Diaz-Balart -quien se considera muy comprometido con el tema de los inmigrantes-“el sistema migratorio de los Estados Unidos está roto”.

En consecuencia –advirtió- “un sinnúmero de aspectos de este sistema hay que arreglarlo, y yo particularmente lo asumo como un objetivo”.

La falta de seguridad en las fronteras fue una de las deficiencias mencionadas. “Estados Unidos en estos momentos no es capaz de controlar a todo el que entra y sale a través de sus fronteras”.

Se refirió también a la incapacidad para retener al talento que se forma en las universidades.

“No contamos con un mecanismo eficiente para otorgarles visa a los profesionales una vez que se gradúan. Lo que ocurre es que los deportamos, regresan a sus países y se convierten en competidores de Estados Unidos, en lugar de nosotros aprovechar esas capacidades”.

El caso de los muchachos que fueron traídos desde pequeños por sus padres, han crecido aquí y aunque no nacieron, por su educación y costumbres se consideran norteamericanos, “es otro asunto pendiente de solución”, según la opinión del congresista.

El caso de los trabajadores agrícolas también fue reconocido por el congresista como un aspecto pendiente para estar en condiciones de encaminar una propuesta migratoria.

Señaló que cuando en algunos estados han intentado imponer controles para impedir la contratación de los indocumentados en el trabajo agrícola, “muchas cosechas se han perdido porque, para nadie es un secreto que los indocumentados son la principal fuerza en estas labores”.

Según el criterio de Mario Díaz Balart, “el sistema para entrar legalmente a los Estados Unidos tampoco funciona”.

“No hay nada establecido para que personas que deseen venir temporalmente a trabajar obtengan sin mayores inconvenientes este permiso y después puedan regresar a sus países”.

“Incluso quienes aguardan por una visa en sus países para entrar definitivamente a Estados Unidos deben esperar años”. Como ejemplo mencionó que desde Filipinas la espera es de 60 años, “algo totalmente absurdo”.

“Por lo tanto debemos enfocarnos en tener un sistema migratorio que funcione y con esto daremos un paso imprescindible para que cuando seamos capaces de resolver el problema de los millones de indocumentados, también hayamos frenado la posibilidad de que continúe la inmigración ilegal al país”.

“Con los millones de indocumentados que tenemos, debemos buscar una solución humanitaria que no sea ajena a lo anteriormente mencionado, porque todo se relaciona”-opinó.

Para Mario Diaz-Balart, cubanoamericano graduado en Ciencias Políticas de University of South Florida “en la historia moderna de los Estados Unidos, los únicos líderes que se han tomado en serio el tema de los inmigrantes y han encausado acciones concretas son el ex presidente George W. Bush y los congresistas Lincoln Diaz-Balart e Ileana Ros Letihnen. Gracias a estos congresistas se aprobó la ley NACARA que benefició a cientos de familias centroamericanas”.

“Salvo esas excepciones –enunció- personas de ambos partidos han utilizado el tema de la inmigración con fines políticos, en tiempo de elecciones”.

“Les ha funcionado bien a los demócratas y muy mal a los republicanos-comentó. Pero en ambos partidos lo han utilizado como tema de campaña y no han tratado de arreglarlo seriamente”.

Mario Díaz Balart dijo que las personas que están en esa situación de ilegalidad “se merecen una solución y los Estados Unidos también, por interés de su seguridad nacional”.

Concretamente, para este legislador republicano “el primer paso a dar en busca de una reforma migratoria, consiste en restructurar el sistema existente”.

Diaz-Balart aseguró que en ambos partidos en estos momentos “hay personas con interés concreto de encaminar la reforma”. Recordó que “desde el mandato anterior, el presidente Barack Obama dijo que lo haría y no cumplió, aun cuando tuvo la oportunidad” y advirtió que espera que “en estos momentos esa voluntad sea cierta”.

“Sé que el presidente de la Cámara John Boehner, está interesado en resolverlo –dijo. Creo que la líder de la Cámara de los demócratas, Nancy Pelosi, también lo quiere y por lo tanto sí sabemos que hay deseos de concretarlo”.

“La buena noticia es que desde hace mucho tiempo estamos trabajando con integrantes de ambos partidos para lograr una propuesta de ley bipartidista seria porque es la única forma de resolver algo tan controversial. Lo podríamos tener listo para presentar en los próximos meses” –anunció. (Diario Las Américas)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*