Boria - CarolloLíderes de la comunidad venezolana dijeron  sentir preocupación por las consecuencias del enfrentamiento entre el administrador de Doral, Joe Carollo y el alcalde Luigi Boria y el empresario Juan Carlos Tovar, y señalaron que la polémica está siendo utilizada para atacar a la comunidad.

“Los venezolanos somos personas trabajadoras que nos hemos labrado un futuro aquí”, dijo Patricia Andrade, presidenta de Venezuela Awareness Foundation. “Ahora están manipulando este problema de la alcaldía de Doral para calificar a todos los venezolanos. Están incitando al odio contra la comunidad venezolana”.

Andrade dijo que en las redes sociales se está acusando a los venezolanos de Miami de ser enchufados, crear problemas y “haber llegado con maletas de dólares y ser amigos de la revolución”.

 “En todas partes se está leyendo eso, que si llegaron los venezolanos a la alcaldía de Doral y se dañó El Doral”, dijo. “Yo tengo años sin poder pisar Venezuela, para que vengan a decir que todos los venezolanos son enchufados”.

Tovar fue arrestado el miércoles y su socio Javier Bellón negociaba el jueves su entrega a la Policía por presuntamente haber presentado denuncias falsas contra Carollo. Tovar dijo inicialmente a la Policía que Carollo lo agarró del brazo y lo empujó a la fuerza en un pasillo del ayuntamiento de Doral durante una reunión del Concejo el 25 de septiembre.

 Afimó que Carollo le gritó que era un “venezolano de mierd-”, “enchufado” –con conexiones en el gobierno venezolano–, ‘ladrón’” y “chavista”.

Pero un video hecho público por la Policía de Doral muestra que Tovar entró al salón sin ser empujado. La Policía dijo que Tovar cambió su testimonio y resaltó que Carollo le había ofendido.

Tovar dijo que un pariente lejano, el economista Eudomar Tovar, recientemente fue nombrado presidente del Banco Central de Venezuela, pero que es un familiar distante y no recordaba cuándo lo vio por última vez.

En una entrevista a El Nuevo Herald en julio, el empresario negó que su patrimonio provenga de contratos con el gobierno venezolano y dijo que su familia posee diferentes negocios en Venezuela desde hace 40 años. Hace seis años, empezaron a invertir en Estados Unidos por la situación económica en Venezuela.

“Nosotros no somos políticos, y justo huimos de nuestro país por la gran tensión política que se vive en Venezuela”, dijo Tovar.

Tovar fue cliente del negocio de la familia de Boria de venta de equipos de computadoras. Además, los hijos de Boria fueron socios de Tovar en un cuestionado proyecto inmobiliario y financiaron su parte de la compra del terreno con un regalo de su padre de $5 millones.

El Concejo de Doral aprobó un cambio de zonificación que beneficiaba al proyecto el 25 de septiembre y Carollo dijo a Tovar y a sus abogados que debían comportarse con profesionalismo. Justo después ocurriría el supuesto altercado entre Carollo y Tovar. Este miércoles, Boria pidió sin éxito el despido de Carollo en una reunión del Concejo.

“Si hay algo que está mal de algún venezolano, que se investigue”, dijo Andrade. “Pero que no se califique a toda la comunidad”.

José Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio, asegura que él ha escuchado comentarios similares en eventos como una recaudación de fondos para un niño con discapacidad o en un restaurante.

“Se escucha que es una comunidad problemática. Es una visión errónea de lo que representa la comunidad del sur de la Florida”, dijo Colina. “No todos venimos con dinero o venimos para acá por seguridad económica. Muchas veces es por seguridad personal, como los exiliados políticos”.

“Sentimos que estamos siendo atacados todos y no unas personas”, dijo Colina. “Es un problema político y económico entre grupos, y eso no debería afectar a la comunidad”.

“La situación es un poco incómoda para nosotros”, dijo Ernesto Ackerman, presidente de la organización Independent Venezuelan Citizens. “La nacionalidad del alcalde es la misma nacionalidad nuestra. Y es el primer alcalde que tenemos en Estados Unidos. Y que se vaya a distorsionar la imagen de la comunidad venezolana… Y ese inversionista que viene, que ha traído beneficios, y se le ha atacado como un delincuente”.

Ackerman resaltó que Tovar aun no ha sido declarado culpable. “Pareciera que ya está juzgado y culpado. ¿O no tiene el señor ya el derecho de defensa?”, se preguntó Ackerman.

El líder dice que se está resaltando la nacionalidad de Boria y de Tovar.

“No se menciona al empresario por su nombre. Se dice que es un empresario venezolano. No se está hablando de Perico Pérez, sino de un empresario venezolano. No de un alcalde de Doral, sino de un alcalde venezolano”, dijo Ackerman.

“Hay muchísimos empresarios venezolanos que han llegado a Miami y han generado negocios. Nos hemos sabido integrar en este país. Hemos sido respetuoso de las leyes”, afirmó Ackerman. “No somos ladrones, no somos sinvergüenzas”. (El Nuevo Herald)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*