Palm BeachLos comisionados del condado de Palm Beach cedieron ante la presión de los cabilderos y aprobaron una iniciativa con menos protección para los trabajadores que luchan para cobrar sus sueldos.

Por cerca de tres años una coalición de grupos religiosos urgieron a la Comisión del condado a pasar leyes contra el robo de salarios, orientadas a ayudar a que los empleados de bajos ingresos recibieran el dinero de sus empleadores.

Pero los grupos de negocios se han opuesto a la creación de tal ley, indicando que las leyes federales y estatales ya se hacen cargo del asunto.

Los comisionados, en un voto de 5-2 el pasado martes, decidieron olvidarse del tema, creando una “ordenanza” que pone fuera de la ley el robo de salarios, en favor de respaldar una “resolución” que condena esa práctica. La comisión también estuvo de acuerdo con la comunidad de negocios que incluye contratar ayuda legal con Legal Aid Society para ayudar a los trabajadores en casos de robo de salaries. Se espera que esta ayuda legal le cueste al condado unos $100,000 al año.

La confianza en las cortes no es suficiente, según los que respaldan las leyes contra el robo de salarios. Ellos querían que el condado de Palm Beach siguiera el ejemplo de Miami-Dade y Broward, donde hay leyes contra esa práctica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*