Con el compromiso de preservar el legado arquitectónico de sus históricas instalaciones fue colocada el viernes la primera piedra del futuro casino del hipódromo Hialeah Park.

En una emotiva y concurrida ceremonia, el dueño del hipódromo, John Brunetti, dio la paletada de honor acompañado de autoridades, empresarios y líderes comunitarios de Hialeah.

“Este proyecto es un sueño para Hialeah”, dijo Brunetti. “Mi familia y yo agradecemos la oportunidad de ser parte de este sueño, de darnos la oportunidad de trabajar en beneficio de esta gran comunidad”.

La construcción del edificio de dos pisos que albergará el nuevo casino demandará una inversión de unos $120 millones, dijo Orlando Ceballos, director de Link Construction, la compañía encargada del proyecto.

El edificio del casino, que debe concluirse a finales del 2012, contará con 1,250 máquinas tragamonedas, 30 mesas de poker y un restaurante con capacidad para 200 personas.

Ceballos dijo que el casino forma parte de la segunda etapa de un millonario proyecto turístico y comercial para impulsar el hipódromo, que cerró en el 2001 por la cancelación de su licencia estatal para carreras de caballos.

En el 2009, tras el esfuerzo conjunto de representantes estatales, condales y municipales, Hialeah Park volvió a abrir sus puertas al público.

Ceballos detalló que la primera etapa se concentró en la restauración de la casa club del hipódromo y la demolición de algunos edificios derruidos. En una tercera fase se contempla la construcción de un moderno hotel resort que se planea inaugurar a fines del 2013. La etapa final será la construcción de un complejo comercial con tiendas, restaurantes y cines, que culminará a fines del 2014.

La inversión total del proyecto será de unos $500 millones, indicó Ceballos.

“Desarrollar este complejo turístico y comercial es uno de los mayores retos como empresarios porque aspiramos a lograr mucho en poco tiempo”, comentó Ceballos.

El legislador Mario Diaz-Balart, republicano por la Florida, destacó el trabajo conjunto del sector privado con las autoridades municipales y los representantes estatales para revitalizar el hipódromo.

“Nuestro hipódromo renacerá”, dijo Diaz-Balart. “Será el centro de esta gran ciudad llamada Hialeah”.

El alcalde Carlos Hernández enfatizó que el hipódromo es parte de la historia de Hialeah y de un futuro alentador.

“Fue muy triste cuando en el 2001 debió cerrar”, afirmó. “Pero ahora estoy muy orgulloso que el Concejo y el ex alcalde Julio Robaina trabajamos con nuestros representantes para lograr que las carreras de caballos vuelvan a Hialeah”.

Ceballos dijo que la construcción del complejo generará 1,000 empleos temporales y una vez concluido creará entre 3,000 y 5,000 empleos permanentes.

El ex senador estatal Roberto Casas, uno de los principales defensores del hipódromo en Tallahassee hasta que abandonó su escaño en el 2000, se sumó a los elogios por el desarrollo del proyecto.

“Estoy muy contento que el hipódromo vuelva a tener el encanto de siempre y que pueda generar más empleo en Hialeah”, dijo Casas. (El Nuevo Herald)

Hialeah

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*