Chiriquí, PanamáPanamá no sólo ofrece la exuberancia, el colorido y el calor del trópico, sino también zonas montañosas de climas frescos, con lugares idóneos para la práctica del ecoturismo y de diferentes deportes de aventura, como las tierras altas de la provincia de Chiriquí, a las faldas del volcán Barú.

Con capital en la ciudad de David, sus poblaciones más conocidas son Boquete, Volcán, Cerro Punta y Caldera, situadas a más de 2.000 metros de altura. Éstas ofrecen una gran variedad de atractivos, incluyendo playas de arenas blancas, culturas indígenas, aguas termales, tierras altas con ríos, selvas y montañas donde practicar kayak deportivo, observación de aves, excursiones en el campo y hasta visitas a fincas productoras de café.

El territorio posee una gran diversidad de flora y fauna lo que convierte a Chiriquí en un centro ecoturístico muy importante para Panamá.

La provincia de Chiriquí se encuentra ubicada en el sector oeste de ese país y su conexión de oeste a este por una de las más importantes vías de comunicación de América Central, la Carretera Panamericana, facilita la visita a los diferentes atractivos de la región.

Además, desde el pasado mes de julio, la aerolínea Aeroperlas ha iniciado conexiones desde diferentes partes del mundo al aeropuerto de David, a través del Aeropuerto Internacional de Tocumen y el de Albrook, facilitando el conocimiento de la región.

Caldera y el Volcán Barú, relax y aventura de altura

El distrito de Boquete, al igual que los distritos que conforman las Tierras Altas, es el destino principal de los turistas que buscan un clima agradable e idóneo para la práctica de deportes de aventura. Es el lugar ideal para relajarse en los pozos termales de Caldera, que están ubicados en el margen del río Chiquirí, a unos 15 minutos de Boquete.

El Volcán Baru constituye el punto más alto del país, con aproximadamente de 1.800 metros sobre el nivel del mar. A sus faldas encontramos la población de Volcán, que ofrece una amplia gama de atracciones naturales, como el Parque Nacional Volcán Barú. Aquí el visitante tiene la posibilidad de caminar por los senderos de los Quetzales, con una distancia de 9.6 Km entre las poblaciones de Cerro Punta y Boquete.

El trayecto de ascenso hasta el volcán es de unas 4 horas a pie ó 30 minutos en 4X4, durante el que puede observarse las formaciones de lava de las diferentes erupciones. Otras de las actividades que el turista puede realizar en la zona son tirolina, rafting, así como observación de aves en el Paso del Respingo, especialmente el Quetzal y el Tucán, aunque existen unas 220 especies de aves endémicas en la zona.

Entre los ríos donde se puede practicar rafting están el Chiriquí Viejo, el Gariché, el Estí, el Majagua y Río Grande.

Mar y montaña, entre playas de arena blanca y cafetales

Los cafés de Boquete son considerados actualmente unos de los mejores del mundo. Kotowa Coffee y Café Ruiz ofrecen paseos por sus cafetales y plantas de producción. El valor y prestigio del café panameño se debe al clima de la zona de cultivo y, en parte, a su limitada producción.

Pero no todo es montaña en Chiriquí. A tan sólo 70 km de la ciudad de David, se llega a la Comunidad de Las Lajas, en el Pacífico, reconocida por sus bonitas playas de arena blanca y aguas cristalinas.

Boca Chica, el puerto más cercano a la Isla de Coiba alberga además una gran variedad de tortugas y peculiares iguanas que sorprenden y atraen a los amantes de la naturaleza.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*